El Gobierno nicaragüense da prueba de vida de los dos manifestantes acusados de matar a un periodista

Cruces en recuerdo de los muertos durante las protestas contra Daniel Ortega
REUTERS / JORGE CABRERA - Archivo
Actualizado 06/03/2019 10:00:43 CET

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nicaragua ha anunciado este martes que los dos jóvenes acusados de asesinar a un periodista durante los disturbios que tuvieron lugar durante las manifestaciones contra el régimen del presidente, Daniel Ortega, y cuya situación preocupaba a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), permanecen recluidos en el penal La Modelo Tipitapa en Managua.

"El Ministerio de Gobernación de la República de Nicaragua, da a conocer a las Familias nicaragüenses y de otras Nacionalidades, que los presos Brandon Cristofer Lovo Tayler y Glen Abraham Slate se encuentran recluidos desde el 23 de mayo del 2018 en el establecimiento penitenciario La Modelo Tipitapa", ha asegurado el Gobierno en un comunicado.

El periodista Ángel Gahona murió a causa de un disparo el 21 de abril de 2018 en Bluefields, región autónoma del Caribe Sur nicaragüense, mientras cubría como cámara una de las multitudinarias protestas que se sucedieron aquel mes contra el Gobierno de Ortega.

La nota de prensa del Gobierno se ha emitido después de que se hicieran públicas varias informaciones que aseguraban que los dos hombres se encontraban en paradero desconocido. El comunicado ha sido acompañado por una fotografía de los detenidos con ejemplares de periódicos fechados el lunes.

Este lunes, la CIDH se hizo eco del asunto y expresó en su cuenta oficial de Twitter su "preocupación por la falta de información sobre el paradero de Glen Slate y Brandon Lovo".

Ambos ingresaron a La Modelo el pasado 23 de mayo, tras ser hallados culpables del asesinato de Gahona, en un proceso a puertas cerradas que fue cuestionado por testigos, vecinos e incluso familiares de la víctima.

Estos insisten que Gahona fue asesinado por un policía, aunque el Gobierno asegura que el reportero murió del disparo de un arma de fabricación casera.

Nicaragua vive una crisis política y social desde mediados de abril pasado, cuando una reforma al sistema del Seguro Social desató violentas protestas contra la administración de Ortega, acompañadas por actos que el gobierno tildó de "terroristas" y que dejaron más de 300 muertos.

Para leer más