Nicaragua/Honduras.- Daniel Ortega insta a los países centroamericanos a reducir los efectivos de sus ejércitos

Actualizado 29/11/2006 22:58:47 CET

TEGUCIGALPA, 29 Nov. (EP/AP) -

El presidente electo de Nicaragua, Daniel Ortega, instó hoy a Centroamérica a reducir "a límites razonables" sus ejércitos y las armas para reconciliar a los cinco pueblos del área.

"En la región debe haber un balance razonable de las fuerzas armadas, a las que es necesario reducir para enfrentar de manera conjunta las situaciones que amenazan a los centroamericanos", expresó el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en una rueda de prensa al concluir una reunión con su colega hondureño, Manuel Zelaya.

"Somos pueblos hermanos, entre los cuales no deberían haber confrontaciones de ninguna naturaleza, ni tampoco fronteras", añadió. Ortega dijo que está a favor de un proceso de desarme en Centroamérica e invertir los recursos para combatir la pobreza. "Nicaragua tiene mucha población pobre, lo que es increíble para un país que cuenta con tanta riqueza natural y humana", afirmó.

En torno a los cientos de misiles Sam-7 que posee su país, que adquirió en los años 80 a la ex Unión Soviética, Ortega afirmó que "esas armas no deberían preocupar a los Gobiernos centroamericanos porque son de armas de carácter defensivo, no de ataque". Nicaragua tenía unos 2.000 misiles, pero destruyó dos terceras partes y conservó el resto por seguridad.

El sandinista indicó que su país tiene diferencias de límites con Colombia, Costa Rica y Honduras, "pero eso no da más comida ni trabajo a nuestros pueblos, solo acrecienta el resentimiento".

Ortega apostó por eliminar las fronteras en el mundo porque "es absurdo que los países se enfrenten por límites y lleguen a las cortes internacionales a dirimir conflictos".

El presidente electo anunció que como gobernante de Nicaragua abrirá "nuevos espacios en el contexto latinoamericano y centroamericano para fortalecer la unidad, la integración y la lucha común de nuestros ideales".

Después Ortega realizó una visita de cuatro horas a esta capital con su esposa, Rosario Murillo, para entrevistarse con Zelaya, quien lo presentó a los periodistas como "un símbolo de resistencia histórica, un luchador de la libertad y del sistema democrático actual".

Nicaragua demandó a Honduras en mayo de 1999 ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por suscribir un tratado de delimitación marítima con Colombia que, según Nicaragua, afecta a 130.000 kilómetros cuadrados de sus territorios en el Caribe.