Publicado 22/10/2021 08:39CET

Nicaragua.- Nicaragua ordena la detención provisional durante 90 días de dos líderes empresariales

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega - LA NACION / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Nicaragua han ordenado que los dos principales líderes empresariales del país permanezcan detenidos durante 90 días mientras avanzan las investigaciones contra ellos por presunta malversación, tras su arresto durante la jornada del jueves en el país centroamericano.

La Policía indicó el jueves que el presidente y vicepresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), Michael Healy y Álvaro Vargas, respectivamente, están también acusados de "realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación", "incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos" y "pedir intervenciones militares", entre otros cargos.

Tras ello, la Fiscalía ha indicado en un comunicado publicado a través de su página web que ha presentado una solicitud "para pedir la ampliación del periodo de investigación y detención judicial" de ambos.

"Las audiencias especiales de cumplimiento de garantías constitucionales se llevaron a cabo hoy mismos (por el jueves) y las solicitudes fueron admitidas por las correspondientes autoridades judiciales, quienes dictaron detención judicial por 90 días para cada investigado", ha detallado.

Asimismo, ha hecho hincapié en que la Fiscalía "continuará realizando las diligencias investigativas necesarias" y ha agregado que "ha velado por la calidad y objetividad de la investigación, así como por el respeto de los derechos constitucionales de las personas investigadas".

Por otra parte, ha incidido en que "continuará contribuyendo a mantener la seguridad y el respeto de las normas de convivencia pacífica" y ha pedido a la población "mantener un clima de paz y convivencia pacífica, así como de tranquilidad, tolerancia y respeto a las leyes de la República".

Healy fue arrestado en la capital, Managua, después de salir de una "entrevista" a la que había sido citado por el Ministerio Público que, sin embargo, ha sido finalmente aplazada. Tras su detención, las fuerzas de seguridad nicaragüenses han realizado una redada en la casa del presidente del COSEP.

El órgano empresarial ha denunciado en un comunicado que el conductor de Healy también ha sido detenido, en unas acciones que "violentan los derechos individuales establecidos en la Constitución y los Derechos Humanos reconocidos por los tratados internacionales suscritos por Nicaragua". "El país necesita paz y estabilidad", ha pedido el COSEP, a la vez que ha urgido a la "liberación inmediata" de sus dirigentes.

A poco menos de tres semanas de las elecciones presidenciales, Nicaragua está atravesando una crisis política y social marcada por la represión del presidente, Daniel Ortega, cuyo resultado ha sido el encarcelamiento de críticos y opositores en un clima de violación de los Derechos Humanos que ha llevado a la comunidad internacional a alertar sobre el posible no reconocimiento de los resultados de los comicios.