Nicaragua.- Ortega reprocha a la UE que se haya alineado con el "enloquecimiento" de EEUU contra Nicaragua

Publicado 17/10/2019 21:38:17CET
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega - REUTERS / JORGE CABRERA - Archivo

El líder 'sandinista' considera una "vergüenza" la elección de Borrell como Alto Representante

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha reprochado a la Unión Europea que se haya alineado con el "enloquecimiento" de Estados Unidos contra el país, en alusión a las sanciones, y ha cargado especialmente contra el ministro de Exteriores de España en funciones y próximo Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, por su política hacia la región.

"Cómo quisiéramos nosotros tener con Estados Unidos buenas relaciones de respeto y cómo quisiéramos tener buenas relaciones también con la Comunidad Europea. Pero cómo entender que, así como Estados Unidos han marcado el paso anunciando la aniquilación de la Revolución Sandinista, la Revolución Bolivariana, la Revolución Cubana --lo han dicho con toda claridad--, la Unión Europea se suma a la política norteamericana", dijo Ortega durante un acto oficial el miércoles.

Ortega, que habló durante la presentación cartas credenciales de diplomáticos extranjeros en Managua, calificó de "agresión" las sanciones ya adoptadas por Estados Unidos y que la Unión Europea se prepara para adoptar por las violaciones de los Derechos Humanos en Nicaragua en respuesta a la crisis política desatada el año pasado por la represión de las protestas contra el Gobierno, que se saldó con más de 300 muertos.

El líder 'sandinista' señaló en concreto a Borrell. "Increíble que tenga al frente la Unión Europea como jefe de la política exterior al señor Borrell (...) Es una vergüenza", declaró, según informa el medio oficial El 19 Digital.

Ortega contó que, según su información, Borrell habría solicitado a su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, durante su estancia en Cuba, a donde ha viajado esta semana, que durante la próxima visita de los Reyes a la isla no estuvieran allí ni el presidente nicaragüense ni el venezolano, Nicolás Maduro. "Yo no he sabido que se esté fraguando una reunión de ese tipo, (pero) no se nos ocurre que porque va a estar Borrell en Cuba vamos a pegar carrera para que nos reciba", contestó.

En opinión de Ortega, la designación del socialista español como jefe de la diplomacia europea solo obstaculizará los contactos entre Managua y Bruselas. "¿Con qué seriedad se podrá hablar con Borrell? No tiene el mínimo tacto de alguien que parece más bien enloquecido por la forma que habla, la forma en que despotrica", planteó.

No obstante, el mandatario centroamericano ha sostenido que "no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista", por lo que ha confiado en que "se puedan dar cambios en lo que son las normas establecidas para desarrollar diálogos, para desarrollar comunicación respetuosa, entre todos los estados por muy grande y poderoso que sea uno y por muy pequeños que sean otros".

Así, consideró que en el Parlamento Europeo, que el año pasado envió una delegación a Nicaragua, hay "personas sensatas". "Pero es como que había una competencia ahí, a quien grita más duro en contra de nuestro país, porque saliendo de las reuniones y regresando a Europa, como había que buscar cómo ganar elecciones en una región que se ha derechizado, entonces los mensajes a cuál más duro, a cual más violento y pidiendo sangre", lamentó.

Con todo ello, Ortega ha ratificado que Nicaragua "no quiere ser una colonia" --"Creo que no hay ser humano ni pueblo alguno que quiera ser colonizado"--, si bien aseveró que "quiere establecer relaciones (...) de forma respetuosa" con otros países y regiones, incluidos Estados Unidos y la UE. "Solo pedimos que nos dejen trabajar", pidió.

A este respecto, destacó que desde su vuelta al poder, en 2007, Nicaragua "logró avanzar", apuntando a "la disminución de la pobreza y la extrema pobreza" y "la ampliación de servicios gratuitos de salud y educación", así como a "la lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado y el terrorismo".

También mencionó como logro reciente el acuerdo de asociación de Centroamérica y la UE. "Ahí se mostró una actitud de respeto de parte de la Unión Europea para los países centroamericanos, no sentimos una actitud prepotente", valoró.

Por eso, se mostró seguro de que, "más allá de los exabruptos de parte de algunos dirigentes de la UE", "Europa sabrá tener la sensibilidad para tratar con la región latinoamericana y caribeña".

Para leer más