Publicado 23/06/2021 04:08CET

Nicaragua.- El periodista Carlos Chamorro abandona Nicaragua después del allanamiento de su casa por la Policía

Archivo - Un militar en Nicaragua
Archivo - Un militar en Nicaragua - MAX TRUJILLO - Archivo

Comité de Exteriores del Senado de EEUU aprueba ley para usar herramientas diplomáticas en las elecciones de Nicaragua

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El periodista Carlos Fernando Chamorro, hermano de la precandidata presidencial opositora Cristiana Chamorro Barrios, ha anunciado este martes que abandona Nicaragua un día después de que la Policía allanase su vivienda en medio de numerosas detenciones de opositores y a cinco meses de que se celebren las elecciones en el país.

"Mi esposa Desirée Elizondo y yo salimos de Nicaragua, para resguardar nuestra libertad. Hacer periodismo y reportar la verdad no es un delito. Seguiré haciendo periodismo, en libertad, desde fuera de Nicaragua", ha dicho en su cuenta de Twitter el director del diario 'El Confidencial'.

Chamorro ha denunciado que sus familiares y compañeros de trabajo han sido asediados por fuerzas policiales y que el allanamiento en su casa buscaba su detención. Se trata de la segunda vez que el periodista se exilia de Nicaragua.

Asimismo, otro periodista, Sergio Marín Cornavaca, también ha comunicado que abandona su país, según recoge 'La Prensa'.

COMITÉ DE EXTERIORES DE SENADO DE EEUU CONTRA ORTEGA

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos ha aprobado este martes una legislación "para alinear estratégicamente las herramientas diplomáticas" con el objetivo de "promover elecciones democráticas en Nicaragua".

Según recoge un comunicado del organismo, la ley ha sido propuesta por el senador Bob Menéndez quien ha compartido la noticia en su cuenta de Twitter. "La desesperación de (Daniel) Ortega por mantenerse en el poder le ha costado los restos de legitimidad que tenía. Habrá consecuencias para quienes intenten robarle al pueblo nicaragüense su derecho fundamental a elecciones libres y justas", ha dicho.

Esta medida se une a las sanciones que Estados Unidos ya impuso a cuatro miembros del Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, a principios de junio.

Ortega, de 75 años, fue reelegido dos veces en 2011 y 2016 tras una reforma constitucional que le permitió presentarse a nuevos mandatos. Ahora, podría presentarse para un cuarto mandato en las presidenciales de noviembre.

Sin embargo, la oposición y la comunidad internacional lo han acusado de llevar a cabo una brutal represión contra disidentes y manifestantes, especialmente en 2018, cuando murieron más de 300 personas y miles abandonaron el país, según datos de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.