Publicado 08/11/2021 21:58CET

Nicaragua.- La vicepresidenta de Nicaragua Rosario Murillo agradece los votos recibidos "con humildad" por el FSLN

Archivo - Pancarta electoral de Daniel Ortega y Rosario Murillo
Archivo - Pancarta electoral de Daniel Ortega y Rosario Murillo - GETTY IMAGES - Archivo

El Consejo Supremo Electoral otorga un 75,92 por ciento de los votos al FSLN de Daniel Ortega

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, ha agradecido este lunes los "votos recibidos con humildad" para el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), formación que lidera junto a su marido y presidente, Daniel Ortega, tras obtener "un 75,92 por ciento de los votos".

El informe del Consejo Supremo Electoral, con el 97,74 por ciento de las actas computadas, otorga al FSLN el 75,92 por ciento de los votos, seguido del PLC, con un 14,15 por ciento, Camino Cristiano con un 3,3 por ciento, APRE 1,78 por ciento y el PLI un 1,7 por ciento de los sufragios, con una participación del 65,23 por ciento, recoge 'El 19 Digital'.

Tras conocerse los resultados, Murillo se ha dirigido a los nicaragüenses a través de un mensaje televisado para asegurar que reciben los sufragios con un "sentido enorme de responsabilidad, conciencia y privilegio de lo mucho que debemos trabajar".

Este 7 de noviembre ha sido una "demostración de civismo, una ratificación de la paz y el bien", son "batallas y victorias de un modelo formidable, de dignidad y soberanía nacional". "Somos todos juntos los que vamos adelante, somos todos la fuerza de ese pueblo que vence, que somos todos el triunfo de Nicaragua", ha agregado Murillo.

La 'número dos' del Gobierno ha adelantado que durante la tarde del lunes, los seguidores del FSLN se reunirán en la Plaza de la Revolución para "cerrar este momento electoral, estos días históricos (...) de elecciones soberanas por primera vez en nuestra historia".

Las elecciones han estado marcadas por detenciones arbitrarias de activistas y periodistas, entre otros actos de hostigamiento, coacción y violencia política. Además, la libertad de prensa también estuvo en el punto de mira del Gobierno y los medios de comunicación denunciaron restricciones y obstáculos que imposibilitaron el ejercicio de su labor.

Contador