Publicado 23/03/2021 14:25CET

Níger.- ACNUR condena "en los términos más firmes" la matanza de cerca de 140 civiles en el oeste de Níger

Archivo - Militares de Níger en sesión de entrenamiento
Archivo - Militares de Níger en sesión de entrenamiento - EJÉRCITO DE EEUU /EJÉRCITO DE NÍGER - Archivo

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha condenado este martes "en los términos más firmes" la matanza de cerca de 140 civiles en una serie de ataques perpetrados el domingo contra varias localidades situadas en la región nigerina de Tahoua, situada cerca de la frontera con Malí.

El portavoz del organismo Boris Cheshirkov ha resaltado que "muchas" de las víctimas "eran desplazados que habían huido de la violencia" y ha agregado que ACNUR "está evaluando las necesidades y preparándose para apoyar a los afectados con atención sanitaria y para dar servicios de protección".

Así, ha indicado que la población de las localidades atacadas --Bakorat, Intazayane y Wirsnat-- podría huir hacia las cercanas Intikane, Tahoua y Telemces huyendo de la violencia. En estas ciudades hay ya desplazados y refugiados, además de "personas vulnerables entre la comunidad acogida".

"En Intikane, una gran zona diseñada para acoger a 20.000 refugiados malienses y 15.000 desplazados nigerinos, así como a su ganado, 7.000 refugiados se preparaban para volver tras un ataque en mayo, cuando grupos armados asesinaron a líderes de los refugiados y a un líder de la comunidad local", ha relatado.

Las regiones nigerinas de Tahoua y Tillaberi, en la frontera con Burkina Faso y Malí, acogen en estos momentos a 204.000 refugiados y desplazados internos, por lo que ACNUR ha pedido a las partes en conflicto en el Sahel que "protejan a los civiles".

Estos tres países son el epicentro de una de las crisis de desplazamiento de más rápido crecimiento en el mundo, con cerca de tres millones de refugiados y desplazados internos. "Pese al aumento de la inseguridad, los nigerinos siguen mostrando su generosidad a personas que huyen de la violencia en las regiones del Sahel y el lago Chad", ha zanjado Cheshirkov.

El Gobierno nigerino ha decretado un duelo nacional de tres días a partir de este martes 23 de marzo, tras tachar este acto como un "barbarie perpetrada por personas sin fe ni ley". La semana pasada otras 58 personas murieron en Níger en un ataque contra comerciantes de la región de Tillaberi, según el balance de las autoridades.

"En estos momentos dolorosos para nuestro país, tras el ataque cobarde y bárbaro en Tillia, traslado mis sinceras condolencias a las familias de las víctimas y deseo una rápida recuperación a los heridos", ha dicho el presidente nigerino, Mahamadou Issoufou, quien ha incidido en que "todo está en marcha para que estos crímenes no queden impunes".

Por su parte, el presidente electo, Mohamed Bazoum, ha trasladado sus condolencias a los afectados y ha lamentado que "tras la masacre de Banibangou (de la semana pasada), los terroristas aplicaran este mismo modo bárbaro contra poblaciones civiles pacíficas" en Tahoua.

La región del Sahel, y en particular la zona fronteriza entre Malí, Burkina Faso y el oeste de Níger, ha experimentado un grave deterioro de la seguridad como resultado de las acciones de los grupos terroristas que operan en ella, principalmente las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico.

Contador