Publicado 12/05/2024 04:53

Níger.- Niamey asegura que mantiene cerrada su frontera con Benín "por razones de seguridad"

El primer ministro designado por la junta golpista de Níger, Alí Lamine Zeine
El primer ministro designado por la junta golpista de Níger, Alí Lamine Zeine - CNSP

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro designado por la junta golpista de Níger, Alí Lamine Zeine, ha dicho que la negativa de Niamey de reabrir su frontera común con Benín se debe a "razones de seguridad", entre otros motivos por la presencia de bases francesas, y ha asegurado que lo hará cuando tenga la oportunidad.

"Debemos recordar que tenemos siete fronteras. La única que se ha mantenido estanca es la de Benín (...) ¿Por qué lo hemos hecho? Por una buena y sencilla razón", ha aseverado Lamine Zeine en una rueda de prensa, apuntando a la presencia de bases francesas en territorio beninés.

A este respecto, el líder golpista nigerino ha denunciado que "en el territorio de la República de Benín hay bases, algunas de ellas, donde se entrenan terroristas para desestabilizar" a su país. Y, si bien ha defendido que "a ningún nigerino se le ocurriría pensar que Benín invadirá Níger", estas son "las simples razones de seguridad" por las que han decidido mantener esta frontera, ha agregado.

Así, el primer ministro ha augurado que la situación permanecerá como hasta ahora "hasta que Benín decida ocuparse de esta cuestión esencial", afirmando que "Níger está dispuesto a reabrir su frontera cuando tengamos la oportunidad".

"UNA VIOLACIÓN DE UN COMPROMISO"

En relación a la prohibición de Benín a los barcos de cargar petróleo nigerino, Lamine Zeine ha acusado a las autoridades beninesas de quebrantar sus compromisos bilaterales. "Esto es muy grave. Es una violación de un compromiso", ha lamentado.

"Había un acuerdo, por supuesto un acuerdo bilateral (...). Existe incluso un acuerdo tripartito (con China)", ha recordado el representante de Niamey, subrayando que el Estado beninés no puede "modificar, cancelar, rescindir, declarar inválido o inaplicable ni tratar de evitar, amenazar o limitar, en modo alguno, los efectos de estos acuerdos, de cualquier otro documento de proyecto o de financiación, sin consentimiento escrito".

Así las cosas, las autoridades de Níger han tildado de "injusticia" el comportamiento de Benín y han instado a Porto Novo a "examinar esta situación, analizarla y aprender de ella".

Estas declaraciones de Alí Lamine Zeine llegan después de que el Gobierno beninés anunciara a comienzos de semana la prohibición a los barcos de cargar petróleo proveniente de Níger como respuesta a la decisión de Niamey de mantener cerrada su frontera común, a pesar de la decisión de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) sobre el levantamiento de sanciones, impuestas en un principio por el golpe de Estado en el que acabó imponiéndose una junta militar.

De este modo, quedaba bloqueada la posibilidad de exportar el petróleo nigerino llegado al puerto de Semé Kraké, en la costa de Benín, desde los campos petrolíferos de Agadem, en el este de Níger.

A finales de 2023, el presidente de Benín, Patrice Talon, manifestó su deseo de normalizar las relaciones bilaterales entre ambos países después de vivir tensiones desde julio del mismo año, cuando se produjo el golpe de Estado que derrocó al entonces presidente electo, Mohamed Bazoum. Cabe destacar que, a finales de marzo, la junta militar nigerina reabrió sus fronteras con Nigeria por la retirada de las sanciones de la CEDEAO.

Contador