Publicado 28/10/2020 13:40CET

Nigeria.- Amnistía acusa a Nigeria de intentar encubrir la muerte de manifestantes a manos del Ejército en Lagos

Nigeria.- Amnistía acusa a Nigeria de intentar encubrir la muerte de manifestant
Nigeria.- Amnistía acusa a Nigeria de intentar encubrir la muerte de manifestant - Kirsty O'connor/PA Wire/dpa

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Amnistía Internacional ha acusado este miércoles a las autoridades de Nigeria de intentar encubrir la muerte de manifestantes a manos del Ejército la semana pasada durante una protesta contra la violencia policial en la ciudad de Lagos, la más poblada del país y del continente.

La ONG, que señaló la semana pasada que al menos doce personas murieron por disparos de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes, ha señalado que vehículos militares abandonaron el campamento de Bonny para desplazarse al área de Lekki, donde tuvieron lugar los incidentes.

"Lo que pasó en Lekki tiene todas las trazas del patrón de las autoridades nigerianas para un encubrimiento cada vez que las fuerzas de defensa y seguridad llevan a cabo ejecuciones extrajudiciales", ha señalado el director de Amnistía Internacional en Nigeria, Osai Ojigho.

Así, ha hecho hincapié en que "una semana después, las autoridades nigerianas aún tienen muchas preguntas que responder". "¿Quién ordenó el uso de fuerza letal contra manifestantes pacíficos? ¿Por qué fueron retiradas por adelantado las cámaras de seguridad? ¿Quién ordenó que se apagara la luz minutos antes de que el Ejército abriera fuego contra los manifestantes?", ha cuestionado.

"La negativa inicial sobre la implicación de soldados en el tiroteo fue seguido por la vergonzosa negación de la pérdida de vida como resultado del ataque militar contra los manifestantes", ha dicho Ojigho, quien ha subrayado que "muchas personas siguen desaparecidas y hay pruebas creíbles de que el Ejército evitó que las ambulancias llegaran hasta donde estaban algunos heridos graves".

Por ello, la ONG ha vuelto a pedir a las autoridades del país africano que hagan rendir cuentas a los responsables del ataque contra los manifestantes y que protejan a los que estaban ejerciendo su derecho de protesta. Por último, ha dicho que al menos 56 personas han muerto desde el 8 de octubre, fecha de inicio de las protestas contra la violencia policial.

La Presidencia de Nigeria cifró el viernes en cerca de 70 los muertos en el marco de las protestas que se suceden desde principios de octubre en el país contra la brutalidad policial, si bien no detalló si esta cifra incluye a los muertos el 20 de octubre en Lagos.

Las movilizaciones arrancaron para protestar contra los abusos del controvertido Escuadrón Especial contra el Robo (SARS), ya disuelto, si bien han continuado debido a que los manifestantes exigen una reforma profunda en el seno de las fuerzas de seguridad para impedir que los mismos se repitan.