Publicado 22/10/2020 20:53CET

Nigeria.- Buhari pide el fin de las protestas y aboga por un diálogo "constructivo" para "encontrar soluciones"

Nigeria.- Buhari pide el fin de las protestas y aboga por un diálogo "constructi
Nigeria.- Buhari pide el fin de las protestas y aboga por un diálogo "constructi - PRESIDENCIA DE NIGERIA - Archivo

Destaca que las demandas "han sido escuchadas alto y claro" y advierte a los responsables de disturbios

El gobernador de Lagos confirma dos muertos en la represión de las protestas en el área de Lekki

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha reclamado este jueves el fin de las protestas en el país y ha abogado por un diálogo "constructivo" para "encontrar soluciones", a raíz de los últimos incidentes y la represión de las movilizaciones, que dejaron el martes más de una decena de muertos en la ciudad de Lagos, la más poblada del país.

Buhari, muy criticado por su silencio a pesar de los graves disturbios de los últimos días, ha dado un discurso a la nación en el que ha pedido a los manifestantes que "aprovechen" las "variadas y bien pensadas iniciativas diseñadas por el Gobierno para mejorar sus vidas" y "resistir la tentación de ser usados por elementos subversivos para causar el caos y truncar la naciente democracia".

"A los que buscan socavar la seguridad nacional y la situación de ley y orden. Bajo ninguna circunstancia eso será tolerado", ha advertido, antes de resaltar que las demandas de los manifestantes "han sido escuchadas alto y claro" y que las autoridades "están respondiendo".

Así, ha pedido a todos los nigerianos que "sigan con sus quehaceres" y "permitan a las fuerzas de seguridad proteger las vidas y propiedades de todos los ciudadanos que cumplen con la ley, sin causar daños a aquellos a los que tienen que proteger".

El presidente nigeriano se ha dirigido directamente a los que "han secuestrado y desviado la protesta inicial, genuina y bien intencionada (...) contra los excesos de algunos miembros del ahora disuelto Escuadrón Especial contra el Robo (SARS)", origen de las movilizaciones.

En este sentido, ha recordado que las peticiones sobre la disolución de la unidad fueron escuchadas y se procedió a su desmantelamiento, al tiempo que ha recalcado que "se pusieron en marcha medidas para hacer frente a otras demandas de los jóvenes".

"Al aprobar la disolución del SARS dejé claro que iba en línea con nuestro compromiso con la aplicación de reformas extensa en la Policía. Por desgracia, la rapidez con la que actuamos parece haber sido interpretada como un signo de debilidad y manipulada por algunos para sus intereses egoístas y antipatrióticos", ha lamentado.

Por ello, ha argüido que "el resultado de ello está claro para todos". "Se han perdido vidas, se han denunciado actos de violencia sexual, han sido atacadas dos cárceles y se ha liberado a presos, y propiedades públicas y privadas han sido completamente destruidas", ha enumerado.

"Todo esto se ha ejecutado en el nombre de las protestas del movimiento #EndSARS. Me duele que se hayan perdido vidas inocentes. Estas tragedias son injustificadas e innecesarias", ha señalado, antes de matizar que "no hay que conectar de ninguna forma estos malos actos con la expresión legítima de quejas por parte de los jóvenes del país".

DIFUSIÓN DE "FALSEDADES" Y "DESINFORMACIÓN"

Buhari ha criticado además "la difusión de falsedades deliberadas y desinformación" y ha incidido en que el Gobierno "ha demostrado por hechos y palabras su compromiso con el bienestar de los ciudadanos". "El Ejecutivo ha puesto en marcha medidas e iniciativas dirigidas principalmente a jóvenes, mujeres y los grupos más vulnerables de la sociedad", ha defendido.

Por otra parte, ha resaltado el compromiso del Gobierno "con la preservación de la unidad del país" y ha prometido "seguir mejorando la buena gobernanza y el proceso democrático". "Debemos seguir garantizando que la libertad, así como los derechos fundamentales de todos los ciudadanos, son protegidos", ha argumentado.

Sin embargo, ha hecho hincapié en que "el Gobierno tiene también la obligación de proteger las vidas y propiedades, así como el derecho de los ciudadanos a seguir con sus quehaceres de forma libre y protegidos ante actos de violencia".

El presidente nigeriano ha dado las gracias además a los países que "han mostrado su preocupación por los acontecimientos", si bien les ha pedido que "busquen conocer todos los hechos antes de adoptar posiciones o precipitarse a la hora de hacer juicios o pronunciar declaraciones apresuradas".

"Este Gobierno respeta y seguirá respetando todos los derechos democráticos y libertades civiles de la población, pero no permitirá que ninguna persona o grupo altere la paz de nuestra nación", ha remachado.

EL GOBERNADOR CONFIRMA DOS MUERTOS

Por otra parte, el gobernador de Lagos, Babajide Sanwo-Olu, ha confirmado durante la jornada la muerte de dos manifestantes por los disparos realizados por las fuerzas de seguridad en el área de Lekki durante la noche del martes, en el primer anuncio oficial de fallecidos durante los incidentes.

Sanwo-Olu, que hasta ahora había mantenido que no se habían registrado fallecidos, ha manifestado en declaraciones a la cadena de televisión Arise TV, que el asunto ha sido trasladado "al más alto nivel del Ejército" y ha defendido que las autoridades de Lagos "no tienen conocimiento sobre los protocolos del Ejército".

"No sé cómo los oficiales lo hicieron mal, porque las instrucciones eran que la Policía no saliera hasta las 22.00 horas (hora local), cuando todos los ciudadanos deberían estar en sus casas", ha explicado, en referencia al toque de queda decretado a primera hora del día. "Esto va contra todo lo que defendemos", ha añadido.

En este sentido, ha reiterado que las autoridades de Lagos investigarán lo ocurrido y ha pedido a la población que entregue al comité judicial creado toda prueba que tenga sobre la represión de las protestas, tal y como ha recogido el diario nigeriano 'The Premium Times'.

Los disturbios han continuado durante la jornada de este jueves, incluido un incidente en la prisión Ikoyi de Lagos, donde, según los medios locales, se ha registrado un motín e intento de fuga, sin que por ahora haya informaciones sobre víctimas o fugados.

Sin embargo, alrededor de 60 presos han logrado fugarse tras un asalto contra una prisión en Okitipupa, en el estado de Ondo (sur). Los asaltantes han causado además daños materiales y han herido a varios agentes, según ha confirmado el portavoz de la Policía estatal, Tee Leo Ikoro.