Publicado 05/03/2021 18:48CET

Nigeria.- Detenido un militar nigeriano por suministrar armas a grupos de secuestradores en el estado de Zamfara

Archivo - Soldados nigerianos
Archivo - Soldados nigerianos - KYLE M. ALVAREZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades nigerianas han informado este viernes de la detención de un militar y su novia mientras suministraban munición y uniformes militares a grupos de criminales en el estado noroccidental de Zamfara, reciente escenario de decenas de secuestros en el país.

Las detenciones fueron confirmadas por el gobernador de Zamfara, Bello Matawalle, tras recibir informaciones de los servicios de Inteligencia sobre las actividades de la pareja, ha comentado su jefe de Personal, Bashir Maru, en declaraciones recogidas por el 'Premium Times'.

"Los militares arrestaron recientemente a un oficial y a su novia, que se dedicaban a ayudar a bandidos con uniformes militares y municiones en connivencia activa con otros saboteadores. Este arresto solo fue posible gracias a las informaciones de Inteligencia, recibidas desde la comunidad", ha explicado.

"A menos que la lucha contra el bandidaje se deshaga de los 'huevos podridos' y demás saboteadores, es posible que no tengamos el éxito que deseamos en esta lucha", ha añadido.

Sin ir más lejos, este jueves fueron secuestrados en este mismo estado unos 60 niños y mujeres durante un ataque en el que los asaltantes arrasaron con casas, viviendas y automóviles. Un total de ocho adultos raptados por los bandidos fueron posteriormente liberados.

Este incidente se produce apenas una semana después de que varios hombres armados irrumpieran en una escuela comunitaria en Jangebe y secuestraran a casi 300 niñas, si bien todas ellas fueron liberadas el martes y regresaron el miércoles a su aldea.

Este secuestro, a su vez, tuvo lugar una semana después de que 42 personas --27 alumnos y 15 miembros del personal y sus familiares-- fueran raptadas en un ataque contra una escuela en el estado nigeriano de Níger (oeste) y tres meses después del secuestro de cientos de alumnos de una escuela en el estado de Katsina (norte). Las víctimas en ambos asaltos fueron posteriormente liberadas.