Publicado 18/02/2021 09:45CET

Nigeria.- El director de la escuela atacada en el oeste de Nigeria confirma un alumno muerto y 42 secuestrados

Archivo - Nigeria.- El director de la escuela atacada en el oeste de Nigeria confirma un alumno muerto y 42 secuestrados
Archivo - Nigeria.- El director de la escuela atacada en el oeste de Nigeria confirma un alumno muerto y 42 secuestrados - GETTY IMAGES 2004 / SCOTT NELSON - Archivo

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos un estudiante murió y otras 42 personas fueron secuestradas --incluidos 27 alumnos-- en el ataque ejecutado el miércoles contra un colegio en el estado nigeriano de Níger (oeste), según ha confirmado el director del centro, después de que medios locales apuntaran a una cifra cercana a los 300 raptados.

El director del Government Science School de la localidad de Kagara, Aliyu Isah, ha resaltado que además de los 27 alumnos han sido secuestrados tres profesores y doce familiares de trabajadores del centro, antes de confirmar que los asaltantes llegaron a los dormitorios tras irrumpir en su apartamento y forzarle a mostrarles el camino.

"Los bandidos forzaron la puerta, entraron en mi apartamento, me retuvieron y me pidieron que les llevara al hostal", ha dicho. "Dijeron a los estudiantes que no corrieran, que eran soldados, dado que dos estaban vestidos con ropa de camuflaje militar, mientras que otro iba de negro", ha relatado.

Así, Isah ha manifestado que "algunos estudiantes lograron escapar hacia los matorrales, mientras los bandidos disparaban de forma esporádica", según ha recogido el diario nigeriano 'Vanguard'. Un alumno que logró fugarse ha manifestado que los atacantes le persiguieron y dispararon contra él.

Este alumno ha apuntado que fue en este momento cuando uno de sus compañeros, identificado como Benjamin Doma, recibió un disparo en la cabeza, muriendo en el acto. El gobernador de Níger, Alhaji Abubakar Sani Bello ha confirmado la muerte de Doma y el secuestro de 27 de los alumnos en el asalto.

La cifra es muy inferior a la recogida el miércoles por medios locales, que apuntaron a que el recuento de alumnos y trabajadores apuntaba a que 280 alumnos, tres profesores, un guardia, la esposa de este y sus seis hijos habían sido raptados durante el asalto.

Por otra parte, el gobernador ha ordenado el cierre de todas las escuelas en cuatro zonas del estado --Mariga, Munya, Rafi y Shiroro-- hasta que mejore la situación de seguridad, al tiempo que ha descartado el pago de un rescate para lograr la liberación de los secuestrados.

Sani Bello ha confirmado además la autenticidad de un vídeo publicado recientemente por un grupo criminal tras el secuestro de más de una decena de personas en una autovía del estado, en el que piden un rescate, y ha recalcado que tampoco en este caso se procederá al pago de dinero para lograr que sean liberadas.

"El gobierno (del estado) no va a pagar rescates para lograr la liberación de los secuestrados. No va en la política del gobierno pagar rescates, dado que los bandidos usan el dinero para comprar armas sofisticadas y causar más daño", ha explicado.

Por ello, ha reclamado al Gobierno central que "despliegue todos los recursos necesarios" para lograr liberar a los afectados "mientras se analizan todas las opciones" para "un retorno seguro de las víctimas en ambos incidentes". "No vamos a descansar a dormir hasta que estén de vuelta con sus familias", ha remachado.

En este sentido, una delegación gubernamental que se ha desplazado a Kagara ha recalcado que las autoridades utilizarán todos los medios militares y políticos para liberar a los secuestrados en el Government Science College, tal y como ha recogido el diario nigeriano 'The Premium Times'.

El portavoz de la Presidencia nigeriana, Garba Shehu, resaltó el miércoles que el mandatario, Muhammadu Buhari, había ordenado a las fuerzas de seguridad que "garanticen el retorno inmediato y seguro de todos los secuestrados" en el incidente, que condenó con firmeza.

CONDENA DE LA ONU

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado "firmemente" el asalto y ha trasladado sus "profundas condolencias" a las familias afectadas, antes de recalcar que los ataques contra escuelas e instalaciones educativas son "abominables" e "inaceptables".

"El secretario general urge a las autoridades nigerianas a no escatimar esfuerzos a la hora de rescatar a los secuestrados y hacer rendir cuentas a los responsables de este acto", ha manifestado el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

Por su parte, el representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Nigeria, Peter Hawkins, ha condenado lo sucedido "en los términos más firmes posibles" y ha reclamado la liberación "inmediata e incondicional" de todos los niños secuestrados.

"UNICEF está profundamente preocupado por estos actos de violencia. Los ataques contra escuelas son una violación de los derechos de los niños", ha indicado. "Los niños deben sentirse seguros en casa y en la escuela en todo momento y los padres no deberían preocuparse por la seguridad de los niños cuando les envían a la escuela por la mañana", ha afirmado.

"Reconocemos los esfuerzos que están siendo adoptados por parte del Gobierno de Nigeria para el regreso seguro de todo niño desaparecido", ha resaltado Hawkins a través de un comunicado publicado por UNICEF en su página web.

El suceso ha tenido lugar menos de tres meses después del secuestro de cientos de alumnos de una escuela en la localidad de Kankara, situada en el estado de Katsina (norte). Todos ellos fueron posteriormente liberados después de un proceso de negociaciones.

Estos incidentes han traído a la memoria el rapto en abril de 2014 a 276 niñas de un colegio de Chibok, en el estado de Borno, de las que 112 todavía permanecen en paradero desconocido y 164 fueron liberadas. El secuestro provocó una ola de condenas, no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional y generó un movimiento, #BringBackOurGirls, que se mantiene a día de hoy y que apoya a las familias de las víctimas.