Publicado 27/02/2021 05:58CET

Nigeria.- Guterres condena el secuestro de más de 300 niñas en el noroeste de Nigeria y pide su liberación "inmediata"

Archivo - El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.
Archivo - El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres. - MICHAEL SOHN - POOL/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha condenado "enérgicamente" el secuestro de cerca de 320 alumnas de una escuela secundaria en el estado de Zamfara, en el noroeste de Nigeria, y ha pedido su liberación "inmediata" e "incondicional", según ha señalado este jueves su portavoz, Stéphane Dujarric.

Guterres ha insistido en que los ataques a las escuelas y otras instalaciones educativas "constituyen una grave violación de los Derechos Humanos y de los niños", y ha reclamado que los centros educativos sean "espacios seguros" para que los menores "aprendan sin miedo a la violencia".

En este sentido, ha demandado a las autoridades nigerianas que "no escatimen esfuerzos" para llevar ante la Justicia a los responsables de los hechos, ha detallado Dujarric.

Asimismo, Guterres ha reafirmado "la solidaridad y el apoyo de Naciones Unidas al Gobierno y al pueblo de Nigeria en su lucha contra el terrorismo, el extremismo violento y la delincuencia organizada", ha explicado su portavoz.

Alrededor de 320 alumnas han sido secuestradas este viernes en la Government Girls Science Secondary School de la localidad de Jangebe, en el estado nigeriano de Zamfara por parte de personas armadas, según han confirmado las autoridades del país africano.

Las autoridades nigerianas han comenzado la búsqueda y rescate de las menores, que, según el medio Daily Trust, han sido vistas en el bosque de Dangulbi, mientras ya se ha identificado a los secuestradores.

Los atacantes habrían llegado a la escuela tras atacar un puesto de control del Ejército en la zona, según el portal de noticias PM News Nigeria, si bien por el momento no hay informaciones sobre víctimas. El Gobierno federal no se ha pronunciado por el momento sobre el incidente.

El incidente ha tenido lugar una semana después de que 42 personas --27 alumnos y 15 miembros del personal y sus familiares-- fueran raptados en un ataque contra una escuela en el estado nigeriano de Níger (oeste) y tres meses después del secuestro de cientos de alumnos de una escuela en el estado de Katsina (norte). Todos ellos fueron posteriormente liberados después de un proceso de negociaciones.

Estos incidentes han traído a la memoria el rapto en abril de 2014 a 276 niñas de un colegio de Chibok, en el estado de Borno, de las que 112 todavía permanecen en paradero desconocido y 164 fueron liberadas. El secuestro provocó una ola de condenas, no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional y generó un movimiento, #BringBackOurGirls, que se mantiene a día de hoy y que apoya a las familias de las víctimas.