Publicado 16/07/2021 10:20CET

Nigeria.- Mueren diez mujeres en una estampida durante una entrega de ayuda humanitaria en el noreste de Nigeria

Archivo - Desplazados en un campo a las afueras de Maiduguri, en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria
Archivo - Desplazados en un campo a las afueras de Maiduguri, en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria - SALLY HAYDEN / SOPA IMAGES / ZUMA PRESS / CONTACTO

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos diez mujeres, la mayoría de ellas embarazadas o lactantes, murieron el jueves a causa de una estampida durante una entrega de ayuda por parte del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la ciudad nigeriana de Monguno, situada en el noreste del país africano.

El suceso tuvo lugar cuando miles de personas que se encuentran en un campamento de desplazados para personas que han huido de la violencia en el estado de Borno, sacudido por ataques de Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA), acudieron para recibir ayuda humanitaria.

Fuentes de seguridad citadas por la cadena de televisión británica BBC han indicado que algunas personas entraron en pánico después de que la Policía disparara gases lacrimógenos para dispersar a los presentes. El CICR ha mostrado su preocupación por lo sucedido y ha trasladado su apoyo a las autoridades para atender a los heridos.

Por otra parte, el Ejército ha anunciado la liberación de más de mil personas detenidas por su supuesta pertenencia a Boko Haram e ISWA tras determinar que no es el caso, sin especificar cuánto tiempo llevaban arrestadas, según ha informado el diario nigeriano 'Vanguard'.

El portavoz del Ejército, Onyema Nwachukwu, ha resaltado que "estos sospechosos estuvieron bajo custodia mientras se les investigaba" y ha añadido que los que fueron considerados inocentes "han sido liberados".

"Estos sospechosos no eran antiguos combatientes de Boko Haram, como se dijo en informaciones de un medio, ya que los responsables querían impresionar al público", ha manifestado, antes de incidir en que todos ellos "eran sospechosos, no excombatientes".

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) afirmó a finales de junio que el conflicto en el noreste de Nigeria ha dejado cerca de 350.000 muertos durante los últimos doce años, una cifra diez veces superior a los cálculos manejados hasta ahora, si bien incidió en que "el coste humano total de la guerra es mucho mayor".

"Muchos más han muerto por los efectos indirectos del conflicto. Calculamos que, a finales de 2020, el conflicto habría dejado cerca de 350.000 muertes, con 314.000 de ellas debidas a causas indirectas", manifestó, antes de alertar de que "incluso antes de que se iniciara el conflicto, la región era una de las más pobres en Nigeria y hacía frente a numerosos desafíos de desarrollo".

Contador