Publicado 19/04/2021 09:00CET

Nigeria.- La ONU suspende sus operaciones humanitarias en Damasak y Dikwa tras los ataques en el noreste de Nigeria

Archivo - Desplazados en un campo a las afueras de Maiduguri, en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria
Archivo - Desplazados en un campo a las afueras de Maiduguri, en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria - SALLY HAYDEN / SOPA IMAGES / ZUMA PRESS / CONTACTO

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha anunciado la suspensión de sus operaciones humanitarias en las localidades nigerianas de Damasak y Dikwa, situadas en el noreste del país, a raíz de los últimos ataques ejecutados por supuestos miembros del grupo yihadista Estado Islámico en África Occidental (ISWA).

"Estoy profundamente preocupado por los recientes ataques contra operaciones humanitarias en Dikwa y Damasak, que han afectado a personal y bienes humanitarios", ha dicho el coordinador humanitario de la ONU en Nigeria, Edward Kallon, a través de un comunicado.

En el mismo, ha subrayado que el organismo "ha suspendido temporalmente las operaciones en estas áreas para reubicar de forma segura al personal humanitaria". "Estamos siguiendo de cerca la situación", ha dicho, antes de agregar que la ONU "pretende reiniciar las operaciones lo antes posible para que los civiles afectados por el conflicto sigan recibiendo la asistencia que necesitan".

"Condeno en los términos más firmes los ataques contra civiles e infraestructura civil, que podrían constituir violaciones del Derecho Humanitario", ha remachado Kallon, tras un total de tres ataques durante la semana pasada que dejaron cerca de diez muertos y miles de desplazados.

El Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés), una de las organizaciones afectadas por los ataques --junto a Acción contra el Hambre--, denunció el viernes los "niveles de destrucción sin precedentes" de estos ataques, dirigidos incluso contra los domicilios particulares de los cooperantes.

Asimismo, el director general de Acción contra el Hambre, Jean-François Riffaud, afirmó que "aunque las organizaciones humanitarias en el noreste de Nigeria se han enfrentado a continuas amenazas y ataques durante años, el empeoramiento de la situación de seguridad ha llegado a su punto culminante".

Alrededor de 8,7 millones de personas en el noreste de Nigeria necesitan urgentemente asistencia humanitaria debido a diez años de conflicto. Actualmente, más de un millón de estas personas no reciben asistencia y no tienen acceso a servicios sociales básicos porque los trabajadores humanitarios carecen de acceso seguro a las áreas donde se encuentran.

Contador