Publicado 15/10/2021 18:29CET

Nigeria.- El PMA alerta sobre la falta de fondos en Nigeria, que podría llevar a recortar las raciones en noviembre

Archivo - Desplazados fulanis
Archivo - Desplazados fulanis - NICOLAS RAMANALE PICTORIUM / ZUMA PRESS / CONTAC

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha alertado este viernes sobre la crisis en el noreste de Nigeria, que podría obligar a la agencia a recortar las raciones de alimentos a más de medio millón de personas en el mes de noviembre, por lo que ha urgido a continuar financiado las operaciones que "salvan vidas" en los estados de Borno, Yobe y Adamawa.

Si no se consigue el financiamiento necesario, el recorte de raciones coincidiría con una situación que ha empeorado por las consecuencias socioeconómicas de la COVID-19, los altos precios de los alimentos y el suministro limitado de los mismos, que han llevado a que el hambre severa alcance el nivel más alto de los últimos cinco años en el país tras años de conflicto e inseguridad.

A la situación alimentaria se suma la migratoria, con el número de desplazados internos superando los dos millones en septiembre de 2021, alcanzando otro sombrío hito, ha lamentado la agencia de Naciones Unidas.

En este contexto, el PMA ha alertado de que si no se reciben al menos 55 millones de dólares (más de 47 millones de euros) en cuestión de semanas, no tendrá más remedio que recortar las raciones de alimentos y reducir el número de personas a las que atiende en noviembre. Sin recursos adicionales, la agencia de asistencia alimentaria se quedará sin fondos para la distribución de alimentos de emergencia y el apoyo nutricional a finales de octubre de 2021.

"Recortar las raciones significa elegir quién puede comer y quién se va a la cama con hambre. Estamos viendo cómo se agotan los fondos para nuestra labor humanitaria que salva vidas justo en el momento en que el hambre es más grave", ha lamentado el director regional del PMA para África Occidental, Chris Nikoi, tras una reciente visita a Nigeria.

Durante cinco años, el PMA ha proporcionado asistencia a personas con inseguridad alimentaria grave, familias desplazadas en campamentos y personas vulnerables que viven en comunidades de acogida. Este año, el PMA ha intensificado su respuesta para hacer frente a la creciente inseguridad alimentaria y al impacto del coronavirus, con el objetivo de llegar a 1,9 millones de personas desplazadas en Nigeria.

Para mantener estas operaciones humanitarias hasta marzo de 2022, el PMA necesita urgentemente 197 millones de dólares (casi 170 millones de euros), ha detallado la agencia en un comunicado este viernes.