Publicado 10/06/2021 12:08CET

Nigeria.- El presidente de Nigeria da orden al Ejército y la Policía de ser "despiadados" frente a los grupos armados

Archivo - El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari
Archivo - El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari - Michael Kappeler/dpa - Archivo

Reitera que les tratarán "en un idioma que entiendan" y lanza una advertencia al IPOB

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha afirmado este jueves que ha dado orden al Ejército y la Policía de ser "despiadados" frente a los grupos armados que operan en el país africano, ante el aumento de los ataques en zonas del sureste y el noroeste del país durante los últimos meses.

"Vamos a dar a la Policía y al Ejército poder para ser despiadados y ya verán que, en unas pocas semanas, serán diferentes", ha manifestado durante una entrevista concedida a la cadena de televisión Arise TV. "Vamos a tratarles en un idioma que entiendan", ha agregado.

Buhari ha reiterado así sus polémicas declaraciones sobre la respuesta a la inseguridad por parte de las autoridades, que llevaron a la red social Twitter a borrar uno de sus mensajes después de numerosas denuncias sobre lo que se interpretó en el país como una incitación e incluso una declaración de guerra.

El mandatario afirmó la semana pasada que "muchos de los que se comportan mal son demasiado jóvenes para ser conscientes de la destrucción y pérdida de vidas que tuvieron lugar durante la guerra civil en Nigeria", antes de prometer que se les responderá "en su propio idioma".

"Los que estuvimos en los campos 30 meses, que sufrimos la guerra, les trataremos en un lenguaje que entiendan", dijo Buhari, lo que fue interpretado como una amenaza, especialmente en el sureste del país, escenario de un repunte de las tensiones y que entre el 1967 y 1970 fue epicentro de una guerra tras la declaración de independencia de Biafra.

En este sentido, Buhari ha lamentado este jueves que "personas de la mismas cultura se estén matando entre ellas y robándose el ganado", en referencia a los enfrentamientos intercomunitarios y los ataques por parte de bandas armadas. "Vamos a tratarles en un lenguaje que entiendan", ha reiterado.

Buhari ha abogado por lograr estabilizarla situación y ha argumentado que "si la gente está lejos de los campos (de cultivo), vamos a morir de hambre". "Estaríamos en problemas y no queremos estar en problemas, ya tenemos suficientes. Antes o después, se verá la diferencia", ha adelantado, tal y como ha recogido el diario nigeriano 'The Premium Times'.

En concreto, ha lanzado una advertencia a los miembros de la Red de Seguridad Oriental, el brazo armado del Pueblo Indígena de Biafra (IPOB), y ha recalcado que las autoridades "organizarán a la Policía y al Ejército para perseguirles", lo que podría recrudecer las tensiones en el sureste del país.

El IPOB, una organización fundada por Nnamdi Kanu en Reino Unido en 2014 y declarada en 2018 un grupo terrorista por Abuya, se ha erigido como la voz de los biafreños, si bien su brazo armado ha sido acusado de ejecutar decenas de ataques contra las fuerzas de seguridad durante las últimas semanas.

SUSPENSIÓN DE TWITTER

Por otra parte, Buhari ha rechazado pronunciarse sobre la decisión de suspender las actividades de la red social Twitter en el país después de que la plataforma eliminara su citado mensaje. "Me guardaré eso para mí mismo", ha resaltado, sin dar más detalles.

El propio mandatario destacó la semana pasada que la decisión era temporal y arguyó que "ha existido una auténtica ristra de problemas con esta plataforma en Nigeria, donde la desinformación y las noticias falsas se han extendido a pesar de las violentas consecuencias que han tenido en el mundo real".

Así, describió la eliminación de su mensaje como "decepcionante" y como un ejemplo de "una censura basada en una falta de comprensión sobre los desafíos a los que se enfrenta Nigeria hoy en día". "El tuit no fue una amenaza, sino una declaración de hechos", agregó.

"Una organización terrorista (IPOB) representa una amenaza significativa para la seguridad de los ciudadanos nigerianos", resaltó a través de un mensaje en su cuenta en la red social Facebook en el que agregó que el uso de la fuerza es "un principio básico de la respuesta de los servicios de seguridad en todo el mundo".

"No se trata de una promoción del odio, sino de una promesa de defender el derecho de los ciudadanos a no sufrir daños. No se puede esperar que el Gobierno capitule ante los terroristas. El IPOB está prohibido por la ley nigeriana", zanjó Buhari.

LA AMENAZA DE BOKO HARAM

En otro orden de cosas, el presidente nigeriano ha argumentado que los ataques por parte de Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA), están alimentados por el elevado desempleo y la provincia en el noreste del país, escenario principal de sus operaciones.

Así, ha reconocido que la situación en esta zona del país "es muy difícil" y ha criticado a ambos grupos afirmando que "no se puede asesinar a personas inocentes y decir que Dios es el más grande", tal y como ha recogido Arise TV en una breve nota publicada en su página web.

Buhari no ha hecho referencia a las informaciones que apuntan a la muerte del líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, en enfrentamientos en el bosque de Sambisa con milicianos de ISWA, grupo que ha confirmado a través de sus canales la muerte del yihadista.

Shekau es líder de Boko Haram desde 2009, tras la muerte del fundador del grupo, Mohammed Yusuf, y su muerte ha sido anunciada en varias ocasiones en el pasado. Si bien juró lealtad en 2015 al entonces líder de Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, fue apartado del cargo, lo que derivó en la escisión del grupo y el surgimiento de ISWA.

Si bien ambos grupos han protagonizado enfrentamientos esporádicos durante los últimos años, los combates han ido al alza durante las últimas semanas, algo que HumAngle achaca en parte a la presión contra ISWA por parte de los bombardeos del Ejército de Nigeria contra sus posiciones, tras las últimas ofensivas de los yihadistas.

Contador