El primer ministro de Canadá pide flexibilidad a EEUU en las negociaciones del TLCAN

Actualizado 20/09/2018 9:06:40 CET

WASHINGTON/OTTAWA, 20 Sep. (Reuters/EP) -

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha asegurado este miércoles que quiere ver flexibilidad por parte de Estados Unidos para llegar a un acuerdo para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), algo que Washington insiste en que debe lograrse para finales de este mes.

Canadá busca suavizar las crecientes demandas del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que Ottawa haga concesiones que Estados Unidos dice que son vitales para lograr un acuerdo que modernice el (TLCAN).

"Estamos interesados en lo que podría ser un buen negocio para Canadá", ha afirmado Trudeau a los periodistas en Ottawa.

La ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, se ha reunido con el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en una cuarta ronda de conversaciones en cuatro semanas en Washington, mientras las partes mantienen desacuerdos en algunos asuntos importantes.

Freeland, tras las negociaciones de esta tarde, ha afirmado a los periodistas que habían sido constructivas y ha destacado que volvería a reunirse con Lighthizer este jueves. "Somos un país que es bueno para lograr compromisos y ese es un talento que nuestros negociadores ciertamente demuestran. Al mismo tiempo, nuestro objetivo principal (...) es defender el interés nacional", ha aseverado.

Trump anunció el mes pasado un acuerdo con México --el tercer integrante del TLCAN-- y advirtió a Canadá de que está dispuesto a dejarlo fuera del pacto si no se alcanza un consenso sobre términos más favorables para su país.

Ambas naciones están tratando de acercar sus posturas sobre los mecanismos de resolución de disputas y lidiar con la demanda de Estados Unidos de un mayor acceso al mercado lácteo de Canadá.

Un influyente líder sindical del sector privado canadiense, en Washington para consultas con el equipo de Freeland, ha desmentido este miércoles las posibilidades de un acuerdo inminente.

"¿Creo que habrá un acuerdo esta semana? No lo creo", ha señalado el jefe del Unifor, Jerry Dias, diciendo que Estados Unidos necesitaría avanzar en algunos archivos importantes.

Trump y Trudeau mantuvieron una conversación telefónica a última hora del martes y discutieron sobre el TLCAN, según ha afirmado la oficina del primer ministro canadiense en un comunicado.

El presidente republicano del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin Brady, aseguró a la cadena CNBC este miércoles que "Canadá necesita intensificar realmente esta semana" para cumplir con el plazo del 1 de octubre fijado por Washington.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, manifestó que sería extremadamente complicado, si no imposible, que la administración logre un acuerdo exclusivo de México.

"Si Canadá no llega a un acuerdo, no hay acuerdo", ha recalcado Donohue en un desayuno en Washington.

La Cámara de Comercio, el lobby empresarial más influyente de Estados Unidos, quiere que el TLCAN sea renegociado como un acuerdo trilateral, citando lo integradas que se han vuelto las economías de las tres naciones miembro desde que el pacto entró en vigor en 1994.

Los funcionarios discuten sobre las protecciones culturales, la resolución de disputas y la demanda de Estados Unidos de un mayor acceso al mercado lácteo protegido de Canadá.

Dias manifestó que los negociadores habían pasado gran parte del último día hablando sobre el sector agrícola. Las fuentes dicen que Ottawa dejó en claro que está preparado para hacer concesiones lácteas, algo que enfadaría al influyente lobby de la industria.

"Para los agricultores estadounidenses, el mercado canadiense es una gota en el cubo. Para nosotros es nuestro sustento", ha afirmado el vicepresidente de Dairy Farmers of Canada, David Wiens. Las concesiones en acuerdos comerciales pasados ya habían perjudicado a los agricultores canadienses, según Wiens.