Publicado 19/02/2021 17:18CET

Noruega.- Noruega estudia despenalizar la posesión y el consumo de drogas "en pequeñas cantidades"

Archivo - Bandera de Noruega
Archivo - Bandera de Noruega - GETTY IMAGES / RAGNAR SINGSAAS - Archivo

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Noruega está estudiando la posibilidad de presentar un proyecto de ley para despenalizar la posesión y el consumo de drogas "en pequeñas cantidades" siguiendo recomendaciones de Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El país tiene previsto así "abolir" la responsabilidad penal por el "uso de drogas y la adquisición y posesión de pequeñas cantidades de drogas para uso personal", tal y como indican los borradores enviados al Parlamento por el Ministerio de Sanidad. Así, estos seguirían siendo ilegales pero no punibles.

"La reforma de las leyes sobre drogas es histórica en Noruega", ha indicado el ministro de Sanidad, Bent Hoie, que ha matizado que "es el momento de reemplazar el castigo por la ayuda".

Los varemos indican que se despenalizará la posesión de hasta dos gramos de heroína, dos gramos de cocaína, dos gramos de metanfetamina, 10 gramos de cannabis, 0,5 decilitros de GHB, un miligramo de LSD, 0,5 gramos de MDMA y 20 gramos de hongos, entre otras.

Tal y como indica la propuesta, según la cadena de televisión NRK, sería posible estar en posesión de tres tipos de estupefacientes al mismo tiempo sin riesgo a ser sancionado siempre y cuando la cantidad esté dentro de los valores establecidos.

Noruega, así como algunos de los países vecinos, presentan las peores cifras de Europa en cuanto a mortalidad se refiere por consumo de drogas. Por contra, sus sistemas sanitarios son de los mejores a nivel mundial.

Según datos del Gobierno, 66 personas por cada millón de habitantes adultos muere por algún problema de salud derivado del consumo de drogas. La media a nivel europeo es de 23,7 personas por cada millón de habitantes, tal y como indica el Centro Europeo de Supervisión de Drogas y Adicción a las Drogas.

La iniciativa del Gobierno noruego implicaría que la Policía confisque las drogas halladas en posesión de cualquier persona, que tendría que presentarse posteriormente ante una unidad de asesoramiento del gobierno local.