Publicado 10/04/2015 19:55CET

La nuera de Bachelet le pide perdón por el escándalo de corrupción

SANTIAGO, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Natalia Compagnon, nuera de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha pedido disculpas a la mandataria y a todos los que se hayan visto afectados por el denominado 'caso Caval', en el que está involucrada junto con el hijo de Bachelet, Sebastián Dávalos.

"Me gustaría aprovechar esta entrevista para pedir disculpas públicas a todos, y repito, a todos quienes directa o indirectamente han sido dañados por este proceso. A mi familia, a mis amigos, especialmente a mi suegra, la presidenta de la República, pues ella nunca supo nada", ha manifestado Compagnon en una conversación con el diario chileno 'La Segunda'. "Ella no sabía. Nunca yo le he informado de mis negocios ni de mis cosas, porque lo he hecho de manera profesional e independiente", ha precisado.

También ha defendido la legalidad de las gestiones puestas en cuestión. "El negocio se realizó en un marco legal. Yo nunca he usado lo que mucha gente dice, el tráfico de influencias", ha asegurado. "Creo que ha habido un poco de enredar las cosas tal vez", ha añadido.

"Si esto le hubiera ocurrido a otras personas, habría sido un proceso que se habría desarrollado en mayor tranquilidad (...). El negocio es lícito, es un 100 por cien apegado a la ley", ha precisado Compagnon, y ha agregado: "Mucha gente se atribuyó representación mía. Hicieron cosas a nombre mío sin que yo nunca haya dado la autorización para que eso fuera así".

Compagnon ha negado que se haya distanciado de su suegra. "Yo con ella tengo buena relación, es la abuela de mis niños", ha señalado. También ha asegurado que la presidenta asistió a su fiesta de cumpleaños hace una semana.

Sebastián Dávalos dimitió después de que el Banco de Chile confirmase una reunión entre su esposa, Natalia Compagnon, y el vicepresidente de la entidad financiera privada, para negociar supuestamente un crédito de diez millones de dólares. Con este dinero su empresa, Caval Limitada, compró tres terrenos que luego revendió para construir viviendas.

Dávalos ocupaba el cargo de director Sociocultural de La Moneda hasta que dimitió cuando estalló el escándalo. Es hijo de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, cuya popularidad se ha visto perjudicada por este y otros casos de corrupción.