Publicado 17/12/2015 01:35CET

El nuevo Gobierno de Argentina anuncia "el fin del cepo cambiario"

Banco en Buenos Aires (Argentina), divisas
REUTERS

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, ha anunciado este miércoles el fin del llamado 'cepo cambiario', lo que permitiría un acceso prácticamente libre a divisas, cumpliendo una de las promesas realizadas por el presidente Mauricio Macri durante la campaña electoral.

"Estamos contentos de anunciar el fin del cepo cambiario", ha dicho el ministro durante una rueda de prensa, en la que ha explicado que lograrán en las próximas cuatro semanas entre 15.000 a 25.000 millones de dólares, una inyección de dinero necesaria para retrotraer la situación a noviembre del 2011, antes de que se aplicase la controvertida medida.

"Necesitábamos un ingreso inicial de 10.000 millones de dólares para levantar las restricciones cambiarias y acelerar el ingreso de divisas", ha detallado Prat-Gay, que indica que las divisas se lograrán "a través de acuerdos con bancos extranjeros, cerealeras y empresarios argentinos que adelantarán fondos que tenían previstos para inversión".

El diario argentino 'La Nación' añade que el ministro ha evitado precisar la cotización del dólar. Según cálculos del mercado la devaluación podría alcanzar el 60 por ciento y, aunque se reactivaría la oferta, el Gobierno tendría que lidiar con el aumento de la inflación y el empeoramiento de los indicadores sociales.

"El que quiera exportar va a exportar sin pedir permiso, el que quiera importar, va a importar; el que quiera comprar dólares los va a poder comprar, el que los quiera vender los va a poder vender, nadie lo va a perseguir", ha apostillado el funcionario argentino.

INSTAURADO EN 2011 POR LA EXPRESIDENTA

El 'cepo cambiario' fue instaurado en octubre del 2011 por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que necesitaba contener la erosión de las reservas internacionales del Banco Central en medio de un desplome de los ingresos exportadores. La medida establecía inicialmente que aquel que quisiera comprar divisas debía tener el aval del ente recaudador de impuestos.

Tal y como añade la agencia de noticias Reuters, los argentinos pueden acceder actualmente a un cupo de dólares para atesoramiento --que depende de una ecuación que pone un tope cercano al 20 por ciento de los ingresos personales-- siempre que tengan un sueldo mínimo de 11.116 pesos (unos 1.131 dólares).

Asimismo, los gastos con tarjetas de crédito en el exterior tienen un recargo del 35 por ciento y quienes viajan al extranjero están autorizados a comprar una cantidad limitada de divisas, dependiendo del destino. En los últimos meses el Gobierno otorgó menos de 100 dólares al día por turista en base a una ecuación que combina la situación fiscal del solicitante y promedios internacionales de estadía y gastos.

Empresas que necesitan importar bienes se vieron golpeadas por el 'cepo', que redujo con el tiempo la cantidad de dólares que tenían permitido enviar al exterior para pagos sin autorización. Actualmente el límite se ubica en 50.000 dólares diarios.

Aún con las restricciones, las reservas del Banco Central han caído casi a la mitad desde los niveles del 2011 y hoy se ubican apenas por debajo de los 25.000 millones de dólares, el menor nivel en una década.