Publicado 27/01/2021 16:41CET

El número de víctimas civiles por el conflicto en Afganistán desciende un 21% en 2020 respecto al año anterior

Atentado en Kabul
Atentado en Kabul - STRINGER / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El número de víctimas civiles a causa del conflicto en Afganistán descendió cerca de un 21 por ciento en 2020 respecto al año anterior, según las cifras de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC), que ha apuntado sin embargo a un aumento de los asesinatos selectivos.

El organismo ha señalado que un total de 8.500 civiles murieron o resultaron heridos en 2020 --con 2.958 fallecidos y 5.542 heridos--, en comparación con los 10.772 civiles muertos y heridos en 2019, cuando se registraron 2,817 civiles muertos y 7.955 heridos.

Asimismo, ha resaltado que durante 2020 han descendido en un 40 por ciento el número de víctimas civiles causadas por ataques ejecutados por los talibán, achacado al "descenso de ataques complejos y suicidas" en grandes ciudades del país a raíz del histórico acuerdo de paz firmado en febrero del año pasado con Estados Unidos.

La AIHCR ha manifestado además que las víctimas civiles provocadas por los ataques de Estado Islámico se han reducido igualmente un 21 por ciento, con 403 muertos y heridos durante 2020, mientras que en el caso de los llevados a cabo por las fuerzas gubernamentales e internacionales se ha producido un descenso del 16 por ciento.

Por otra parte, ha alertado de que el número de civiles víctimas de ataques cuya autoría no fue reclamada o de personas no identificadas se duplicó hasta el 117 por ciento, lo que ha descrito como "muy preocupante".

En este sentido, el organismo ha indicado que los asesinatos selectivos de funcionarios, periodistas, activistas y líderes religiosos ha aumentado durante el último año, con 1.078 muertos y 1.172 heridos en estos incidentes, en comparación con los 834 muertos y heridos de 2019.

El informe ha sido publicado el mismo día en el que dos policías han muerto y otros cuatro han resultado heridos a causa de la explosión de dos bombas en la capital del país, Kabul, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

AUMENTO DE LA VIOLENCIA

Afganistán ha experimentado un repunte de la violencia durante los últimos meses a pesar del acuerdo entre los talibán y Estados Unidos en febrero de 2020 y de las conversaciones de paz entre el grupo y el Gobierno afgano, cuyas delegaciones pactaron en diciembre la 'hoja de ruta' para el proceso.

A pesar del reinicio de las conversaciones en la capital de Qatar, Doha, el Gobierno de Kabul ha descartado nuevas liberaciones de presos talibán ante el incremento de los ataques, después de que los insurgentes hayan reclamado la excarcelación de otros 7.000 miembros del grupo.

De hecho, el vicepresidente primero de Afganistán, Amuralá Salé, sugirió la semana pasada la posibilidad de ejecutar a algunos talibán que se encuentran encarcelados ante el incremento de los asesinatos y los ataques por parte de los insurgentes a pesar de las conversaciones de paz.

Por su parte, el secretario de Defensa en funciones estadounidense, Christopher Miller, confirmó el 15 de enero que Washington había reducido a 2.500 el número de militares desplegados en el país, tal y como contempla el citado acuerdo y de cara a la retirada total de tropas del país norteamericano de Afganistán.