Publicado 13/07/2021 14:30CET

Nyusi defiende su petición de ayuda a Ruanda para combatir el yihadismo en Mozambique tras las críticas de Sudáfrica

Archivo - El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
Archivo - El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - ISRAEL ZEFANIAS / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Sudáfrica mostró su disconformidad con la llegada de tropas ruandesas antes que las de la SADC

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, ha defendido este martes la decisión de Maputo de pedir ayuda militar a Ruanda para hacer frente al yihadismo en la provincia de Cabo Delgado, tras las críticas vertidas por Sudáfrica sobre la llegada de tropas ruandesas antes que la de los militares de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC).

"Somos un país soberano y la SADC lo respeta", ha manifestado Nyusi, quien ha agregado que el organismo acepta que Maputo realice esfuerzos bilaterales para hacer frente al problema del yihadismo en el norte del país, según ha informado el diario mozambiqueño 'O Pais'.

"Vamos a trabajar con nuestros hermanos de Ruanda y la SADC también va a llegar", ha manifestado, si bien ha recalcado que los que encabezarán las operaciones serán los militares mozambiqueños.

El Ejecutivo ruandés anunció la semana pasada el envío de mil militares y policías a Mozambique "a petición del Gobierno de Mozambique", antes de resaltar que esta "fuerza conjunta" trabajará "de cerca" con el Ejército mozambiqueño y las tropas de la SADC "en los sectores designados de responsabilidad".

Sin embargo, la ministra de Defensa de Sudáfrica, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, afirmó el sábado que era "desafortunado" que las fuerzas ruandesas llegaran al país antes que las tropas de la SADC, que ha aprobado un despliegue para apoyar a Mozambique.

Nyusi destacó a finales de junio que el Ejército mozambiqueño "va a intensificar la caza de los terroristas", al tiempo que aplaudió a la SADC por su "apoyo total" al país con su decisión de enviar tropas para apoyar los esfuerzos contra el yihadismo.

Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por Estado Islámico en África Central (ISCA), que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

Entre los ataques de ISCA figura el ejecutado en marzo contra la ciudad de Palma, que desencadenó unos enfrentamientos que se extendieron hasta principios de abril y provocaron decenas de miles de desplazados. Por ahora no hay un balance de víctimas, si bien el Gobierno ha hablado de "cientos" de muertos.

Contador