Publicado 12/08/2020 06:35CET

N.Zelanda.- El Gobierno pospone la disolución del Parlamento ante los nuevos casos de coronavirus en Auckland

N.Zelanda.- El Gobierno pospone la disolución del Parlamento ante los nuevos cas
N.Zelanda.- El Gobierno pospone la disolución del Parlamento ante los nuevos cas - Dean Lewins/AAP/dpa

WELLINGTON, 12 Ago. (DPA/EP) -

El Gobierno de Nueva Zelanda ha anunciado este miércoles la postergación de la disolución del Parlamento hasta al menos la semana que viene de cara a poder celebrar las próximas elecciones de septiembre con el fin de hacer frente al pequeño rebrote cuatro casos surgido en Auckland y que ha significado el confinamiento de toda la ciudad.

Nueva Zelanda registró este martes sus primeros contagios del nuevo coronavirus a nivel comunitario en 102 días, lo que ha llevado a la primera ministra, Jacinda Ardern, a instar a la población de la capital a permanecer en sus viviendas como medida de prevención.

"El asunto principal es la respuesta a los asuntos de salud", ha expresado Ardern, quien ha anunciado a los medios que la disolución del Parlamento podría durar hasta el lunes.

Nueva Zelanda celebra elecciones el próximo 19 de septiembre, pero el proceso electoral debería comenzar en las próximas semanas, puesto que las candidaturas deben ser presentadas de manera oficial antes del 21 de agosto, mientras que el voto desde el extranjero comienza desde el 2 de septiembre, y tres días después la votación anticipada, a la que se sumó más de la mayoría de los electores en los comicios de 2017.

A la espera, de que las autoridades logren encontrar el origen de los cuatro nuevos casos, todos ellos miembros de una misma familia, el director general de Salud, Ashley Bloomfield, ha subrayado la capacidad de las autoridades para hacer frente a esta situación.

"Hemos hecho esto antes y podemos hacerlo de nuevo", ha dicho Bloomfield, quien ha explicado que se está "trabajando duro para armar el rompecabezas" de cómo se infectó esta familia, incluso llevando a cabo la secuenciación del genoma para ayudar a rastrear el origen del virus.

Las autoridades neozelandesas habían confirmado hasta este martes 1.570 positivos por coronavirus y 22 víctimas mortales. El Gobierno estimaba en algo más de una veintena los casos que aún seguían activos, todos ellos importados tras la reapertura de fronteras.