Actualizado 28/08/2015 04:27 CET

Obama alaba la "capacidad de superación" de los vecinos Nueva Orleans

WASHINGTON, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha alabado este jueves la "excelente capacidad de superación" de los habitantes de Nueva Orleans (Luisiana), durante la visita que he realizado a la ciudad diez años después de que el huracán 'Katrina' la arrasara por completo, provocando la muerte de más de 1.800 personas a lo largo de la costa del sur de Estados Unidos.

En un emotivo discurso, el mandatario estadounidense ha puesto a los ciudadanos de esta ciudad como "ejemplo de lo que es posible hacer ante una tragedia" y ha cuyo atribuido el éxito de esta reconstrucción "a los esfuerzos conjuntos de sus vecinos, los gobiernos locales y el apoyo federal".

"La tormenta dejó al descubierto otra tragedia que había estado gestándose durante décadas", ha dicho el presidente, en referencia al "fracaso" del Gobierno por "no atender a sus propios ciudadanos", tal y como informa la cadena estadounidense Univision. "Comenzó como un desastre natural, pero se convirtió en un desastre provocado por el hombre", ha apostillado.

"Nueva Orleans ha estado durante mucho tiempo (antes de la llegada del 'Katrina') plagada por una desigualdad estructural que dejó a mucha gente, especialmente a los pobres y a las personas negras, sin puestos de trabajo de calidad o una cobertura sanitaria asequible o una vivienda digna", ha apuntado Obama.

En este sentido, ha insistido en que la tormenta golpeó "contra un cuerpo ya débil y desnutrido", tras reiterar que "demasiados niños crecieron rodeados de delitos violentos y asistieron a escuelas de baja calidad donde pocos tenían una oportunidad de salir de la pobreza" antes de que se produjese la tragedia ambiental.

Por ello, Obama ha celebrado que los ciudadanos de Nueva Orleans hayan logrado no sólo recuperarse del paso del huracán sino, además, crear "una ciudad donde todo el mundo tiene su oportunidad". "Se está creando un lugar mejor y más fuerte", ha agregado el presidente, que promete "seguir trabajando" para que así sea.

Aunque no es la primera vez que visita Nueva Orleans --ya lo ha hecho nueve veces-- esta vez su estancia en la ciudad tiene una connotación especial porque fue especialmente combativo con el Gobierno de George W. Bush por la lamentable respuesta federal al 'Katrina'.