Obama asegura que la cancelación del escudo antimisiles no es en modo alguno una concesión hacia Moscú

Actualizado 20/09/2009 17:39:09 CET

WASHINGTON, 20 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, defendió hoy su decisión de cancelar el desarrollo del escudo antimisiles en Europa central precisando que la mejora experimentada en las relaciones con Rusia tras el anuncio es meramente un "premio adicional" porque Moscú no determina ningún aspecto de la política militar estadounidense.

"Los rusos no determinan nuestra postura defensiva. Hemos tomado esta decisión porque la consideramos más adecuada para proteger al pueblo estadounidense, así como a nuestras tropas desplegadas en Europa y a nuestros aliados", señaló el presidente.

"Y si esta decisión ha conseguido que los rusos sean un poco menos paranoicos y que decidan cooperar con nosotros para combatir la amenaza de los misiles iraníes o el desarrollo del programa nuclear de Irán, es un premio adicional", añadió.

El nuevo programa antimisiles que reemplaza al escudo de Europa Central contempla el despliegue de barcos provistos del sistema Aegis con interceptores de misiles SM-3, con al menos tres buques que operarán todo momento en los alrededores del Mediterráneo y el mar del Norte. Para Obama, este nuevo plan es "más apropiado, más eficaz en cuanto al coste, y responde a las amenazas reales que creemos que plantea Irán", en comentarios a la cadena CBS.