Publicado 02/02/2015 23:19CET

Obama pide a los republicanos "no amenazar la seguridad nacional"

Barack Obama
REUTERS

WASHINGTON, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha pedido a los republicanos, que ahora dominan el Congreso, "no amenazar la seguridad nacional" rechazando el aumento presupuestario que el borrador de las cuentas públicas presentado este lunes asigna a este apartado.

"Nadie trabaja tan duro como vosotros para que Estados Unidos siga siendo seguro. Yo sé lo importante que es vuestro trabajo y quiero que sigáis teniendo todo lo necesario para hacerlo", ha dicho en un discurso pronunciado desde el Departamento de Seguridad Nacional para defender su borrador de las cuentas públicas para 2016.

Obama ha argumentado que "la economía estadounidense florece cuando el país es seguro", por lo que ha abogado por "remplazar a la austeridad sin sentido con inversiones inteligentes que fortalezcan a Estados Unidos".

Además, ha recordado que desde que llegó al Gobierno ha reducido dos tercios del déficit, "el periodo en el que los desequilibrios fiscales se han reducido con mayor rapidez desde el final de la Segunda Guerra Mundial".

"Así que podemos permitirnos estas inversiones mientras somos fiscalmente responsables y, de hecho, no hacerlas sería un grave error. La economía ahora va bien y cuando invertimos crecemos", ha sostenido.

No obstante, se ha mostrado consciente de la oposición en las filas republicanas. "Si tienen otras ideas sobre cómo hacer que Estados Unidos siga siendo seguro mientras nuestra economía crece y ayudamos a la clase media, serán bienvenidas", ha afirmado.

"Pero lo que no podemos hacer es jugar a la política con la seguridad nacional", ha subrayado, recordando que los fondos del Departamento de Seguridad Nacional están en riesgo porque el año pasado los republicanos se negaron a liberarlos.

NUEVO PRESUPUESTO

Obama ha propuesto este lunes un presupuesto de 3,99 billones de dólares para el año fiscal 2016, estableciendo el escenario para una batalla con los republicanos al lanzar programas para fortalecer a la clase media, financiados con alzas impositivas.

El presupuesto prevé un déficit de 474.000 millones de dólares, que equivale a un 2,5 por ciento del PIB. El proyecto apunta a la estabilización de los déficit a esa tasa durante un período de 10 años, ha indicado a periodistas un funcionario del Gobierno de alto rango.

El texto complementa las propuestas que hizo en su discurso sobre el Estado de la Unión y ayuda a subrayar las prioridades de los demócratas para el último cuarto de su mandato y el comienzo de la campaña presidencial de 2016.