Obispo venezolano pide a Maduro que "dé un paso al lado y se retire"

Actualizado 25/01/2019 23:42:26 CET
Nicolás Maduro
REUTERS / STRINGER .

PANAMÁ, 25 (del enviado especial de Europa Press José María Navalpotro)

El obispo de Coro (Venezuela), Mariano Parra, ha pedido al presidente de su país, Nicolás Maduro, "que dé un paso al lado y se retire", en relación a los acontecimientos que se viven allí y, en concreto, a la autoproclamación de Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela.

La Conferencia Episcopal de Venezuela expresó el pasado martes su apoyo a las marchas convocadas para el miércoles por la Asamblea Nacional controlada por la oposición en todo el país, que calificó de "signo de esperanza", y apeló a las fuerzas de seguridad a proteger a quienes participen en ellas y a respetarles. Al día siguiente, Guiadó se autoproclamó presidente. Por el momento, se han registrado 26 fallecidos en las protestas que se han vivido en el país.

Por su parte, el Vaticano aseguró este jueves que el Papa Francisco sigue con "cercanía" el desarrollo de la situación en Venezuela y "reza por las víctimas y todos los venezolanos". Asimismo, la Santa Sede aseguró que "apoya todos los esfuerzos que permitan ahorrar ulterior sufrimiento a la población". El Vaticano ha vuelto a remitirse este viernes a las mismas declaraciones al ser preguntado por la situación en Venezuela.

Parra, que asiste a la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), ha expresado a la prensa lo que ha definido como su opinión personal, que consiste en que la solución sería que Maduro diese un paso al lado.

"Yo si estuviese en lugar de Maduro haría eso, sacrificar la posición en beneficio del pueblo. Si la inmensa mayoría del pueblo venezolano se manifestó de esa manera, yo me retiraría, pensaría 'el pueblo no me quiere'. Si quiere al pueblo, que se retire y que, por favor, deje paso a otra persona", ha dicho.

El obispo de Coro, uno de los cinco prelados venezolanos desplazados a Panamá, ha manifestado también su temor a que se desate una "violencia muy grande, no sé si una guerra civil". "Pido a quienes están actuando en Venezuela que piensen en el pueblo, que no les motiven intereses personales", ha insistido.

Parra ha explicado que los prelados venezolanos que asisten a la JMJ todavía no han podido reunirse con el Pontífice, pese a que Francisco preguntó el jueves en su encuentro con los obispos centroamericanos si entre ellos se encontraba algún venezolano. "El Papa al llegar a Panamá manifestó que quería hablar con nosotros. Lamentablemente, hasta ahora no hemos podido contactar, pero no porque él no quiera. El Santo Padre sabe lo que está pasando en Venezuela. Nos tiene en su corazón, nos apoya", ha dicho.

Así, ha asegurado que "lo único que pide el Papa, como los obispos venezolanos, es un clima de paz, diálogo, no de violencia y odio". Párraga ha asegurado que "la posición de la Iglesia es clara porque los obispos venezolanas ya dijeron, en su momento, que las elecciones no eran legales ni legítimas porque no se daban las condiciones. "Lo que le decimos los obispos, y el Papa nos apoya, es que busquemos una solución a este problema. Lo que ha hecho no satisface al pueblo venezolano, que se retire", ha insistido.

Para leer más