Publicado 27/05/2021 15:56CET

La OCDE confía en un acuerdo "en meses" sobre fiscalidad digital y un impuesto mínimo a las empresas

Archivo - El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría
Archivo - El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría - Arne Immanuel Bänsch/dpa - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) espera culminar en los próximos meses un acuerdo para abordar la fiscalidad de la creciente digitalización de la economía, así como el establecimiento de un impuesto mínimo de sociedades a nivel internacional.

"Estamos a unos meses de distancia de poder tener una acuerdo sobre el tema de los impuestos digitales, incluyendo un impuesto mínimo", ha apuntado Ángel Gurría, secretario general de la OCDE durante la presentación del estudio sobre la economía española realizado por el 'think tank' de los países ricos.

En este sentido, el mexicano ha subrayado el giro de 180º en la posición estadounidense, que anteriormente había atascado los progresos sobre estas cuestiones, pero que tras el cambio de inquilino en la Casa Blanca permite albergar la expectativa de proceder al respecto en julio, cuando hay una reunión de los ministros de Finanzas del G20 "que serán los que recojan el testigo y lo lleven adelante".

Asimismo, el secretario general de la OCDE ha señalado que muchas grandes multinacionales "entienden que es algo que les da certidumbre jurídica", por lo que están preparadas para aceptar la fijación de este mínimo impositivo universal.

"Yo creo que están dados todos los elementos para que tengamos en julio o en semanas sucesivas un acuerdo", ha aventurado Gurría, quien ha querido agradecer a España su participación activa y liderazgo a la hora de trabajar por lograr un solución global.

EVITAR COMPETENCIA FISCAL A LA BAJA ENTRE REGIONES.

Por otro lado, el mexicano ha reiterado, en referencia a la competencia fiscal entre regiones dentro de un país para atraer "el mayor número de clientela", que esto conduce a una carrera "hacia abajo, hacia el cero" y eso debe evitarse a toda costa mediante unos criterios homogéneos.

Es importante que no tengamos dentro de un mismo país competencias (fiscales) a la baja porque esto acaba suponiendo asignaciones arbitrarias y muchas distorsiones y ciertamente no parece ser el mejor momento para estas competencias.

"No es que estemos recomendando que haya que subir ya los impuestos ni mucho menos, pero claramente tampoco es un momento en el que estemos atrayendo de manera artificial a los clientes", ha apuntado Gurría.

De su lado, la vicepresidente económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha subrayado que la competencia a la baja en materia de impuestos "nos empobrece a todos".

En este sentido, ha recordado que España es un caso paradigmático existe la valoración unánime de que hay que reforzar los ingresos públicos y eso pasa también por la ampliación de las bases de tributación.

Por otro lado, en referencia a los distintos impuestos, Calviño ha asegurado que desde el Gobierno en este momento la prioridad es impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo, por lo que no se va a abordar un aumento de los impuestos.

"No hay ninguna decisión tomada sobre ninguna impuesto individual, se ha convocado a un grupo de expertos para tener la mayor información y tomar la mejor decisión en el momento adecuado", ha señalado.

Contador