Publicado 08/01/2016 13:57:46 +01:00CET

¿Qué ha ocurrido con las fotos de Chávez que la oposición sacó de la Asamblea Nacional?

Supporters of Venezuela's President Nicolas Maduro hold up photographs of Venezu
MARCO BELLO / REUTERS

   CARACAS, 8 Ene. (Notimérica) -

   "No quiero ver un cuadro aquí que no sea el retrato clásico del Libertador (Simón Bolívar). No quiero ver a Chávez o Maduro". Con estas declaraciones del nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup, comenzó la retirada de las imágenes del que fuera presidente, Hugo Chávez, de la sede de la institución.

   La decisión abrió una nueva polémica en el país, llevando a la reacción del mandatario, Nicolás Maduro, quien mostró su indignación la noche del jueves en un acto con generales de las Fuerzas Armadas en el Cuartel de la Montaña, donde reposa el cuerpo de Chávez.

"Es el más grave ultraje que jamás se ha cometido en la historia de 200 años contra la memoria de Bolívar", declaró Maduro, pese a que la oposición decidió conservar el retrato de Bolívar.

   Allup, por su parte, justificó la acción ante el canal estatal 'Venezolana de Televisión'.

   "En el recinto parlamentario solamente pueden estar como símbolos la bandera y el escudo, porque imagínese usted si cada tendencia política va a traer el retrato de su líder favorito, en lo que se convertiría el parlamento", indicó, al tiempo que advirtió de que "aquí las cosas cambiaron".

   Por el momento, las imágenes se quedarán en la plaza de Bolívar, tal y como anunció el alcalde del municipio Libertad de Caracas, Jorge Rodríguez.

"Les decimos a esos alimentadores del odio y de la muerte que no se metan con nuestros amores, que nuestros amores son sagrados", declaró según 'BBC Mundo'.

   No obstante, lo ocurrido podría tener consecuencias directas para Ramus Allup, quien podría ser denunciado ante el Tribunal Supremo de Justicia por la supuesta ofensa.

   Así lo advirtió el diputado oficialista Ricardo Molina, quien advirtió de que "tenemos que demostrarles quiénes somos y qué estamos dispuestos a hacer".

   Entre tanto, los ciudadanos temen esta clase de enfrentamientos por su capacidad para copar la atención de los políticos y los medios, dejando a un lado las verdaderas prioridades de la Asamblea Nacional y el Gobierno: la crisis del país.