'Odebrecht' y los cuatro mandatos continuos de corrupción política en Perú

'Odebrecht' Y Los Cuatro Mandatos Continuos De Corrupción Política En Perú
TWITTER
Publicado 22/04/2019 14:54:19CET

   LIMA, 22 Abr. (Notimérica) -

   El caso de 'Odebrecht' es sin duda la mayor trama de corrupción que enfrenta la región iberoamericana y, en especial, el país andino. La reciente muerte del expresidente peruano Alan García ha extendido la alerta de corrupción en la esfera política de Perú aumentando la conciencia de que los cuatro últimos exmandatarios del país están vinculados al escándalo de corrupción de la constructora brasileña.

   De acuerdo con la fecha de mandato, la onda expansiva de esta causa tiene su origen con el Gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2005), acusado de delitos de tráfico de influencias, blanqueo de capitales y colusión por recibir presuntamente un soborno de 20 millones de dólares de la citada empresa de construcción.

   Al término de su mandato, Toledo fijó su residencia en California (Estados Unidos) antes de que comenzara a ser investigado en 2017. Es por esto que el pasado mes de mayo, la Embajada de Perú en Washington solicitó al Departamento de Justicia estadounidense la extradición del acusado y, por el momento, la Fiscalía de Perú sostiene que Estados Unidos "se encuentra revisando el cuaderno de extradición de Alejandro Toledo".

   En segundo lugar se encuentra el caso de Alan García (1985-1990 y 2006-2011), quien el pasado miércoles terminó con su vida de un disparo en la cabeza cuando las autoridades policiales procedían a detenerlo en su casa por una orden de prisión preliminar.

   El hasta ahora líder del progresista Partido Aprista Peruano (APA) estaba siendo investigado por presuntas adjudicaciones irregulares en la construcción de la línea 1 del Metro de Lima y por supuestos aportes económicos de la constructora para la campaña electoral de su segundo mandato.

   Su rival político, el también expresidente Ollanta Humala (2011-2016) y su mujer, Nadine Heredia, continúan señalados por esta causa después de que un exempleado de la compañía revelara que Heredia recibió 1 millón de dólares para financiar la campaña de la que su marido resultó vencedor y tras haber cumplido con 10 meses de prisión preventiva, ocho menos de los que la Fiscalía había dictado.

   Asimismo, el pasado viernes un tribunal peruano dictó prisión preventiva durante 36 meses contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK), detenido el 10 de abril por los presuntos sobornos cobrados a la constructora brasileña 'Odebrecht' a cambio de contratos públicos.

   ¿QUÉ MEDIDAS SE PLANTEAN?

   La muerte de García significa un punto de inflexión tras varias décadas en las que las diferentes vertientes políticas del país han actuado de forma ilícita. Ahora el debate está en el procedimiento que se debe llevar a cabo para que no quede impune la corrupción.

   En el caso de los funcionarios públicos, la legislación peruana permite hasta un máximo de 36 meses de prisión preventiva para aquellos sospechosos de delitos cuya petición de pena sea superior a cuatro años de prisión durante la investigación, con el fin de que no huyan del país beneficiándose de su poder.

   Sin embargo, anteriormente el límite de meses de prisión preventiva era de un año y seis meses. Respecto a la modificación de esta medida, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señaló en un informe de 2017 que "la Comisión considera que esta modificación resulta contraria a aquellas acciones que buscan racionalizar el uso de la prisión preventiva de conformidad con estándares internacionales en la materia".

Contador

Para leer más