Actualizado 15/03/2012 16:37:59 +00:00 CET

OEA.- Correa aún no ha decidido si asistirá a la Cumbre de las Américas en Colombia

QUITO, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aún no ha definido si asistirá a la Cumbre de las Américas que se celebrará los próximos 14 y 15 de abril en Colombia, aunque mantiene su postura contra la decisión de impedir la participación de Cuba en este encuentro que reunirá a más de una treintena de países, incluido Estados Unidos.

"Sí, tendremos que analizar si asistimos, seguimos asistiendo a esa clase de cumbres donde no se tratan ni se busca resolver los problemas fundamentales de nuestra América", ha dicho Correa en declaraciones citadas por la agencia oficial Andes.

Según el mandatario ecuatoriano, en estos encuentros presidenciales sólo interesa "hacer y decir lo políticamente correcto, en función del establishment (el sistema establecido) y para eso no nos vamos a prestar".

Correa habría dicho que no estaba dispuesto a asistir a la Cumbre de las Américas si Cuba no era invitada formalmente. Finalmente, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anfitrión de la cita, anunció hace unos días que La Habana no asistiría porque no hubo consenso entre los países participantes, prevaleciendo así las exigencias de Washington, que afirma que este tipo de reuniones son únicamente para gobiernos democráticos.

Además de Ecuador, los gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, entre otros, han repudiado la decisión de Santos, pero han expresado su intención de asistir a la cumbre. Correa sin embargo ha dicho que analizará "profundamente" el panorama actual antes de anunciar una decisión.

Correa ha asegurado que la exclusión de Cuba responde al "bloqueo y boicot" que Estados Unidos mantiene contra el Gobierno de los hermanos Castro desde hace medio siglo. "Que a estas alturas de la historia de la humanidad, a este nivel de integración latinoamericana, aceptemos el bloqueo de un país por parte de otro, me parece escandaloso", ha reiterado.

"Sinceramente y sin el ánimo de ofender a mis colegas americanos y menos aún al presidente Juan Manuel Santos como anfitrión de esta cumbre, sí tenemos miedo de que nuestros pueblos se cansen de que sus presidentes estén en cumbres y ellos en tantos abismos", ha advertido.