Actualizado 06/06/2006 13:49:40 +00:00 CET

OEA.- El ministro peruano de Exteriores pide la intervención de la OEA ante las "injerencias" de Chávez en su país

El ministro venezolano denunció los "ataques" que, a su juicio, Toledo y Alan García realizaron contra Venezuela y su presidente

SANTO DOMINGO, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Perú, Oscar Maúrtua de Romaña, solicitó en Santo Domingo a la Organización de Estados Americanos (OEA), donde ayer celebró su XXXVI Asamblea General, que intervenga ante las "reiteradas injerencias" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en los asuntos internos de Perú ya que, a su juicio, esta situación pone en riesgo la "estabilidad" de la región.

La intervención de Maúrtua de Romaña y la airada respuesta de su homólogo venezolano, Alí Rodríguez Araque, convirtieron las diferencias políticas y diplomáticas de sus dos países en el tema central de una reunión donde el asunto principal debía ser la Gobernabilidad y el Desarrollo en la Sociedad del Conocimiento.

"No quiero abundar presentado la larga lista de intromisiones y agravios realizados por el señor Hugo Chávez, incluso el día de ayer en plena celebración de nuestros comicios, el señor Chávez, violando las normas electorales del Perú, se permitió continuar haciendo proselitismo político con la intención de que la ciudadanía orientara su voto de acuerdo con sus intereses", señaló el ministro peruano, en alusión al manifiesto apoyo de Chávez, incluso un día antes de los comicios, al candidato presidencial Ollanta Humala.

Asimismo, consideró que la OEA no puede permanecer "indiferente ni impasible" ante lo que considera "una reiterada práctica intervencionista que perjudica ahora al Perú pero que puede afectar a largo plazo la estabilidad democrática de todo el hemisferio". Por lo tanto, pidió que la OEA emitiera un pronunciamiento 'ah doc' que ratifique la plena vigencia y el respeto del principio de no intervención principalmente cuando se trata de procesos electorales.

LA RESPUESTA DE VENEZUELA

Por su parte, el ministro venezolano denunció los "ataques" que, a su juicio, las autoridades peruanas y el presidente saliente del país, Alejandro Toledo, realizan contra el Gobierno de Chávez. A esos ataques, dijo, se sumó Alan García cuando era candidato al criticar la retirada de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Lo hizo "calificando, entre otras bellezas, de sinvergüenza al presidente venezolano", recordó el ministro venezolano, quien precisó que "sobre eso guarda total silencio el vocero (portavoz, ministro de Exteriores en ese momento) del Gobierno peruano". A juicio de Rodríguez, lo del Gobierno de Perú es: "Tiro la piedra, rompo las vidrieras y escondo la mano".

En este sentido, advirtió de que el futuro de la relación entre los dos países dependerá de la actitud que adopte el Gobierno peruano. "Si decide mantener una actitud de respeto podemos tener excelentes relaciones, pero si la actitud es de ataques con la pretensión de que esos ataques no sean respondidos, lamentablemente no podremos complacer tales posiciones", sentenció.

Rodríguez también retó "a quienes critican la democracia en su país", entre los que citó a Perú, a que realicen referendos revocatorios para confirmar o revocar a sus gobiernos. Además, aludió a unas declaraciones de Toledo, en las que afirmó que Venezuela no estaba practicando la democracia y dijo que, si "es tan creyente de esa afirmación, por qué no introdujo la figura del referendo en Perú para ver si el pueblo estaba satisfecho con su gestión".

"Reto a cualquiera que hace tal género de acusaciones a Venezuela a que convoque a su pueblo a referendo", añadió el titular venezolano de Exteriores. Rodríguez se mostró de acuerdo con la premisa defendida en este foro por algunos de los ministros, en el sentido de que "no basta con el origen democrático de un gobierno, hay que comprobar si su práctica es democrática".

Por ello, "proponemos que introduzcamos la figura del referendo revocatorio para que nuestros pueblos confirmen o revoquen" a sus gobiernos, tal y como hizo Venezuela, insistió, según informaciones del diario local 'Listín' reseñadas por Europa Press.

Tras su intervención, el ministro venezolano pidió disculpas a sus homólogos del continente por centrar su intervención en cuestiones totalmente ajenas a la agenda de la Asamblea, pero subrayó que se vio "obligado a hacerlo" en ejercicio de su "legítimo derecho de la defensa de mi país y de mi gobierno".

Los participantes en la XXXVI Asamblea General de la OEA, que por primera vez se realiza en República Dominicana, discutieron sobre las posibilidades de América Latina para salir de la pobreza a través de la sociedad del conocimiento. La mayoría coincidió en que las naciones deben promover la creatividad, la educación y la generación de empleos para conseguir tal objetivo.