Publicado 15/03/2021 16:57CET

La OEA muestra su "preocupación" por el uso de mecanismos judiciales como instrumento "represivo" del Gobierno boliviano

Archivo - La expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez.
Archivo - La expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez. - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Plantea una comisión de investigación de casos de corrupción desde el gobierno de Morales

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha mostrado este lunes su "preocupación" ante el "abuso de mecanismos judiciales", que "nuevamente" se han convertido "en instrumentos represivos del partido de Gobierno" de Bolivia.

En un comunicado, la OEA ha manifestado que "ha tomado debida nota" de las preocupaciones expresadas por "diversas instancias internacionales" y ha aclarado que el uso de mecanismos judiciales por parte del Gobierno de Bolivia le ha preocupado desde que se requirió su presencia para evaluar "la falta de garantías" en las audiencias que pretendían sustanciar las acusaciones contra el excandidato Samuel Doria Medina.

Asimismo, la OEA ha explicado que "observó las elecciones del Poder Judicial en el país" y ha afeado que "se realizaron sin participación de la oposición, por considerarse el proceso carente de garantías y muy avanzada la cooptación de ese poder del Estado por parte del partido de Gobierno".

Por otro lado, ha reconocido que, "también en su momento", la organización "debió realizar gestiones respecto al enjuiciamiento de líderes opositores como los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga".

"En los últimos meses se ha constatado la cancelación o sobreseimiento de diferentes juicios contra partidarios" del partido del expresidente Evo Morales, Movimiento Al Socialismo (MAS), así como "amenazas de persecución judicial a políticos opositores al Gobierno", ha agregado la OEA, que ha lamentado que "esas amenazas se han concretado en muchos casos".

Por ello, ha recordado que la Carta Democrática Interamericana, en su artículo 3, define como elemento "esencial" de la democracia representativa la separación e independencia de los poderes públicos. Sin embargo, "el sistema judicial boliviano no está en condiciones de brindar las mínimas garantías de juicio justo, de imparcialidad y de debido proceso, debido a problemas de estructura y en particular de su integración", ha añadido.

"Obviamente, la impunidad nunca es una opción ni para crímenes de lesa humanidad ni para la corrupción", ha indicado, subrayando que "los conceptos de justicia, memoria, verdad y no repetición son fundamentales a la hora de cohesionar una mejor sociedad".

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Así, la OEA ha propuesto conformar en el marco del sistema de la ONU o de la OEA una "comisión internacional" para la investigación de casos de corrupción desde el último período del gobierno de Morales hasta la actualidad, "incluyendo obviamente" el período del gobierno de Jeanine Áñez.

Además, ha planteado remitir las denuncias sobre eventuales crímenes de lesa humanidad al Tribunal Penal Internacional (TPI) para que se juzguen de manera "imparcial" se atienda a "variables objetivas de responsabilidad".

Por su parte, también ha indicado que habría que "reformar" todo el sistema de Justicia, y hacerlo a través de un diálogo político "profundo" de todos los actores políticos, académicos y sociales, así como, de considerarlo oportuno, la cooperación internacional.

"La reforma de la Justicia es imprescindible para transformarla legítimamente en un poder del Estado independiente y revertir el proceso acelerado de cooptación que sufre actualmente", ha considerado la OEA.

Por último, el organismo dependiente de Naciones Unidas ha apuntado a la "liberación" de todos los detenidos en el marco de este contexto, "hasta contar con procesos y mecanismos imparciales para determinar responsabilidades como los señalados 'ut supra', y especialmente teniendo en cuenta la existencia de variables de persecución política como las denunciadas por el Instituto CASLA".