OMC.- EEUU y Brasil abordarán este fin de semana formas de superar las diferencias que paralizaron la Ronda de Doha

Actualizado 29/07/2006 1:57:20 CET

RÍO DE JANEIRO, 28 Jul. (EP/AP) -

Estados Unidos y Brasil discutirán este fin de semana formas de superar las diferencias que llevaron al colapso de las negociaciones en la Organización Mundial de Comercio (OMC), según anunció la representante de Comercio de Washington, Susan Schwab, quien llegó hoy a Río de Janeiro, donde se reunirá mañana, sábado, con el principal negociador comercial brasileño, el ministro de Exteriores, Celso Amorim.

La representante explicó que los dos países podrían abrir un camino de diálogo para reanudar las negociaciones, que fueron suspendidas el pasado lunes en Ginebra, donde tuvo lugar la reunión de la OMC.

No obstante, admitió que tanto ella como Amorim pueden llegar a la conclusión que es casi imposible revivir los diálogos de la llamada Ronda de Doha, o la etapa de las negociaciones de la OMC lanzada en 2001 en la capital de Qatar en busca de un acuerdo que liberalice el comercio en todo el mundo.

"Podemos ganar los dos o perder los dos, pero no hay ningún escenario en que uno de los dos pueda ganar y el otro perder", informó Schwab a los medios de comunicación.

Asimismo, indicó que intentará determinar con Amorim las razones por las cuales se rompieron los diálogos de Ginebra y si existe alguna posibilidad de que las naciones ricas y los países en desarrollo cedan terreno en materias como los subsidios agrícolas y el acceso a los mercados. Para Schwab, el encuentro con Amorim es un jornada de intercambio de ideas sobre "cómo conseguimos un 'sí', cómo conseguimos una convergencia".

Las declaraciones de la representante estadounidense se produjeron un día después de que el secretario general de la OMC, el francés Pascal Lamy, exhortara a los 149 miembros de la organización a evitar "el juego de las culpas".

POSTURAS ENFRENTADAS

Las conversaciones ya estaban estancadas hace meses porque mientras Estados Unidos y los 25 miembros de la Unión Europea esquivaban aplicar cortes profundos en los subsidios que entregan a sus agricultores, hasta que uno de los dos diera ese primer paso, a la vez demandan la apertura de los mercados de bienes y servicios de los países en desarrollo.

Pero naciones como Brasil o India, potencias agrícolas, afirman que para abrir sus mercados de productos manufacturados y el sector de los servicios, como banca y telecomunicaciones, los países industrializados deben dejar de entregar los multimillonarios subsidios agrícolas que otorgan a sus productores y a la vez cortar tarifas.

El pasado fin de semana en Ginebra, en un nuevo intento de acercar posiciones, la negociación no prosperó y el lunes siguiente Lamy anunció oficialmente la suspensión de los diálogos. Schwab destacó que Estados Unidos aún cree que es posible cerrar un acuerdo, pero que puede llevar meses o años fijar un nuevo encuentro ministerial de los miembros de la OMC.

Según explicó la representante a AP tras la rueda de prensa, los negociadores de Estados Unidos en Ginebra "estaban dispuestos a moderar, de alguna forma", la "ambición" de este país "en torno a acceso a mercados". Pero todo el proceso de cerrar un acuerdo puede quedar paralizado hasta después de las elecciones en Estados Unidos, en 2008, porque el mandato del actual presidente, George W. Bush, para aprobar un acuerdo expira en 2007.