Publicado 13/09/2021 12:54CET

La ONU celebra una conferencia internacional de donantes para evitar una nueva crisis humanitaria en Afganistán

Refugiados afganos a su llegada a España.
Refugiados afganos a su llegada a España. - A. Pérez Meca - Europa Press

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados llega al país para analizar la situación

GINEBRA, 13 Sep. (DPA/EP) -

Naciones Unidas celebrará este lunes una conferencia internacional de donantes con el objetivo de recaudar unos 600 millones de dólares (509 millones de euros) y evitar una nueva crisis humanitaria en Afganistán ahora que los talibán han llegado al poder.

Según estimaciones de la ONU, serán necesarios unos 606 millones de dólares de cara a diciembre para evitar que la situación humanitaria se agrave considerablemente, si bien muchos países han expresado su preocupación sobre cómo se invertirá esta cuantía ahora que los talibán se encuentran al frente del país.

Por ello, algunos gobiernos han propuesto que la ayuda sea entregada junto a una serie de condiciones. Está previsto que unos 40 ministros participen en la conferencia, a la que acudirá también el secretario general de la ONU, António Guterres.

Las tropas internacionales salieron del país en agosto tras 20 años de despliegue. Los servicios básicos se encuentran ahora al borde del colapso, tal y como indican las agencias de la ONU, que sostienen que la ayuda humanitaria permitiría mantener los servicios sanitarios, el suministro de agua potable y las instalaciones médicas.

El importe ayudará, además, a aportar medidas de apoyo a las mujeres, niños y los más de 3,5 millones de desplazados internos con los que cuenta el país. Asimismo, permitirá entregar alimentos a la población afgana.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, ha alertado del posible "resurgimiento de los combates, las violaciones de los Derechos Humanos y el colapso económico y de servicios sociales", lo que podría empujar a la población a abandonar el país.

Grandi ha llegado este lunes a Afganistán, donde está previsto que analice la situación. "Esta mañana he aterrizado en Kabul. Durante mi visita evaluaré las urgentes necesidades humanitarias del país y la situación de 3,5 millones de afganos desplazados", ha explicado en su cuenta de Twitter.

El titular de ACNUR ha expresado su "agradecimiento a todos los trabajadores humanitarios de Naciones Unidas, las ONG y otros trabajadores humanitarios que están realizando labores arduamente sobre el terreno para satisfacer esas necesidades".

A finales de agosto pasado, la Alta Comisionada Adjunta de la ONU para los Refugiados, Kelly Clements, advirtió de que, en el peor de los escenarios, hasta 515.000 refugiados podrían huir de Afganistán este año.

Por su parte, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, ha indicado que "depende de la comunidad internacional ser responsables y proveer asistencia humanitaria allí donde sea tan necesaria".

Por el momento, ha dicho, los ministros no abordarán cuestiones políticas, como el posible apoyo a los talibán, un asunto que podría estudiarse más adelante y que dependerá de las acciones de los talibán, según ha explicado.

Contador