Publicado 17/04/2020 17:59:10 +02:00CET

La ONU condena "firmemente" el último ataque intercomunitario en Abyei, en disputa entre Sudán y Sudán del Sur

Sudán/Sudán del Sur.- La ONU condena "firmemente" el último ataque intercomunita
Sudán/Sudán del Sur.- La ONU condena "firmemente" el último ataque intercomunita - NACIONES UNIDAS - Archivo

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fuerza Provisional de Seguridad de Naciones Unidas para Abyei (UNISFA) ha condenado "firmemente" el ataque ejecutado el lunes por miembros de la comunidad misseriya contra una comunidad rival en la región de Abyei, en disputa entre Sudán y Sudán del Sur, que se saldó con la muerte de al menos cuatro personas.

El ataque, perpetrado contra miembros de la comunidad ngok dinka en la localidad de Mabok, concluyó además con el secuestro de un niño y el incendio de al menos 50 viviendas antes de que los atacantes se retiraran de la zona.

El incidente tuvo lugar apenas un día después de que la UNISFA afirmara que los líderes de ambas habían mostrado su compromiso con mantener la paz y la seguridad en la zona, tras los combates registrados en enero, que se saldaron con más de 30 muertos.

En este sentido, la misión ha destacado en un comunicado que "ha participado en múltiples iniciativas", incluido el reciente diálogo, para "rebajar las tensiones". "La misión está entristecida por el hecho de que el ataque tuviera lugar pese a los esfuerzos de la UNISFA para promover una coexistencia pacífica", ha agregado.

"Más preocupante es el hecho de que, en un momento en el que el mundo está unido para luchar contra un enemigo común, el coronavirus, miembros de las dos comunidades encuentren espacio para llevar a cabo actos que sólo pueden echar a perder los avances logrados en los últimos años en el proceso de paz en Abyei", ha sostenido.

Por ello, ha pedido a los líderes de ambas comunidades que "aprovechen las iniciativas de paz para resolver los conflictos entre ellos" y ha advertido de que "no dudará a la hora de hacer responsable a aquellos que están decididos a acabar con la paz en el área".

El jefe de la UNISFA, Mehari Zewde Gebremariam, ha indicado además que la misión "no tolerará la presencia de grupos armados en el área de Abyei". La misión ha reiterado su compromiso con garantizar que la zona está "libre de armas" y de grupos armados.

LOS ENFRENTAMIENTOS DE ENERO

Los enfrentamientos de enero estallaron cuando un grupo de dgok dinka mató a tres personas en la pequeña localidad de Noong, cercana a la homónima capital de la región.

La represalia de los misseriya desembocó en una matanza en la localidad de Kolom en la que murieron, según el balance de las autoridades, 32 personas, entre ellas nueve niños, y otras 24 resultaron heridas.

Ante la situación, las autoridades de Sudán y Sudán del Sur firmaron en febrero un protocolo para el despliegue de puestos de seguridad en la región de Abyei con el objetivo de contener posibles enfrentamientos.

El ataque volvió a poner de manifiesto la tensa situación en la región, cuyo estatus quedó en suspenso cuando Sudán del Sur declaró su independencia en el año 2011 y sigue siendo uno de los principales focos de conflicto entre ambos países por su importancia geoestratégica y sus reservas energéticas.

La región se encuentra bajo la administración de la UNISFA hasta que se resuelva la disputa entre Sudán y Sudán del Sur. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en noviembre de 2019 extender el mandato de la misión hasta el 15 de mayo de este año.

En principio, el futuro de la región debería haberse dilucidado según un referéndum estipulado en los históricos acuerdos de paz de 2005, que desembocaron en la independencia de Sudán del Sur seis años después, sin embargo, los dgok dinka han imposibilitado el plebiscito al rechazar sin paliativos la participación de los nómadas en la consulta.