La ONU condena la muerte de manifestantes en Irak en un ataque de seguidores del clérigo Muqtada al Sadr en Nayaf

Publicado 06/02/2020 18:13:03CET
Irak.- La ONU condena la muerte de manifestantes en un ataque de seguidores del
Irak.- La ONU condena la muerte de manifestantes en un ataque de seguidores del - Ameer Al Mohammedaw/dpa

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La representante especial de Naciones Unidas para Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert, ha condenado este jueves la muerte de siete personas en Nayaf el miércoles en enfrentamientos entre manifestantes antigubernamentales y seguidores del influyente clérigo chií Muqtada al Sadr.

La Misión de Asistencia de la ONU en Irak (UNAMI) ha resaltado a través de su cuenta en la red social Twitter que Hennis-Plasschaert "condena firmemente la violencia y el elevado número de víctimas en Nayaf".

"La protección de los manifestantes pacíficos debe ser garantizada en todo momento, no cuando ya es demasiado tarde", ha agregado la representantes especial del organismo internacional, que en el pasado ha expresado su apoyo a los manifestantes.

Por su parte, la Embajada de Estados Unidos en Irak ha denunciado el "brutal asalto" contra manifestantes y ha dicho que "es lamentable que grupos armados sigan teniendo permiso para violar el Estado de Derecho con impunidad contra manifestantes pacíficos que ejercen su derecho democrático a la libertad de expresión, incluidas las demandas para una reforma política y económica".

"El Gobierno de Irak y sus fuerzas de seguridad tienen una obligación para poner fin a este vandalismo, que incluye el secuestro y asesinato de activistas y periodistas, además de palizas, uso de fuego real y quema de las tiendas de campaña en manifestaciones pacíficas", ha señalado.

Así, ha pedido al Gobierno iraquí "que ponga fin a estas prácticas criminales y lleve a los responsables ante la justicia", antes de aplaudir la "admirable contención de los manifestantes pacíficos ante estas tácticas asesinas".

La Embajada ha reclamado a los manifestantes que "mantengan la naturaleza pacífica de sus manifestaciones" y ha subrayado que "apoya totalmente su derecho democrático fundamental a la libertad de asamblea y expresión".

Los enfrentamientos estallaron en una de las plazas principales de Nayaf cuando los manifestantes que exigían reformas al Gobierno se toparon con los seguidores Al Sadr, conocidos como los 'Sombreros Azules'.

Las manifestaciones se han seguido sucediendo en varios lugares de Irak, pese al nombramiento el pasado sábado de Mohamed Allaui como primer ministro encargado, quien dispone de un mes para conformar un nuevo gobierno con el que reconducir el país hasta que puedan celebrarse elecciones anticipadas.

Tras estos actos violentos, Allaui ha pedido al Gobierno provisional que se encargue de la seguridad de los manifestantes, que llevan cuatro meses protestando por la baja calidad en los servicios públicos, el alto desempleo y contra la casta política y el sistema que rige el país desde la invasión de Estados Unidos en 2003.

Desde entonces, y según organizaciones y grupos de Derechos Humanos, más de 500 personas, principalmente manifestantes, han muerto durante las protestas y los posteriores disturbios que se han producido desde que comenzaron las movilizaciones el pasado mes de octubre.

Contador