Publicado 22/09/2021 12:26CET

La ONU condena la muerte de un trabajador humanitario en un ataque contra un convoy del PMA en Sudán del Sur

Archivo - Soldados del Ejército de Sudán del Sur
Archivo - Soldados del Ejército de Sudán del Sur - SAMIR BOL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha condenado este martes la muerte de un trabajador humanitario en un ataque perpetrado el viernes contra un convoy del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Sudán del Sur.

El coordinador humanitario de la ONU en el país, Matthew Hollingworth, ha mostrado su pesar por las "horribles noticias sobre un nuevo acto de violencia contra trabajadores humanitarios y personas que apoyan a la comunidad en Sudán del Sur".

"Quiero expresar nuestras condolencias a la familia y a los colegas del conductor que murió el viernes en el condado de Yei", ha manifestado. Yei se encuentra en el estado de Ecuatoria Central, donde está situada la capital, Yuba.

El convoy del PMA atacado estaba integrado por tres camiones y viajaba de Yei a Morombo con 121 toneladas de alimentos para un programa en este último condado. El ataque se saldó con la muerte de un conductor, un herido y tres desaparecidos.

"El personal humanitario trabaja incansablemente para entregar ayuda a las personas más vulnerables en Sudán del Sur, incluidas mujeres, niños y ancianos. Atacarles mientras realizan su trabajo es inaceptable. Esto tiene que terminar", ha sostenido Hollingworth.

En este sentido, ha reclamado a todas las partes que "respeten, protejan y ayuden a las organizaciones y personal que trabajan para entregar ayuda humanitaria a los ciudadanos de Sudán del Sur", según un comunicado publicado por su oficina.

Los ataques contra trabajadores humanitarios en Sudán del Sur han provocado la suspensión de operaciones de diversas agencias y ONG, en lo que Hollingworth ha descrito como "una grave violación del Derecho Humanitario".

"El patrón de aumento de violencia contra los trabajadores humanitarios no puede continuar. Nuestros pensamientos están con las tres personas que siguen desaparecidas. Esperamos que pronto puedan volver con sus familias a salvo", ha zanjado.

El enviado especial de la ONU para Sudán del Sur, Nicholas Haysom, condenó en junio los últimos ataques y dijo que se trata de una tendencia "contraproducente" y "muy dañina" para la población del país africano, "muy dependiente" de la ayuda humanitaria debido a la crisis política y económica que atraviesa.