Publicado 04/06/2021 13:05CET

La ONU condena los últimos ataques contra trabajadores humanitarios en Sudán del Sur y dice que son "contraproducentes"

Archivo - Una mujer en un campamento de refugiados de Sudán del Sur en 2012
Archivo - Una mujer en un campamento de refugiados de Sudán del Sur en 2012 - PAULA BRONSTEIN/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha condenado los últimos ataques contra trabajadores humanitarios y ONG en Sudán del Sur y ha dicho que se trata de una tendencia "contraproducente" y "muy dañina" para la población del país africano, "muy dependiente" de la ayuda humanitaria debido a la crisis política y económica que atraviesa.

El enviado especial de la ONU para Sudán del Sur, Nicholas Haysom, se ha pronunciado sobre la decisión de Cruz Roja de suspender sus actividades en la ciudad de Torit contra un ataque contra sus oficinas que dejó a varios voluntarios heridos y ha resaltado que "los perdedores son principalmente los jóvenes que se benefician de muchos servicios humanitarios".

"He abordado este asunto con el presidente (sursudanés, Salva Kiir) y con el vicepresidente primero (el antiguo líder rebelde Riek Machar)", ha señalado Haysom, quien ha incidido en que estos ataques contra trabajadores humanitarios son "muy contraproducentes y muy dañinos para Sudán del Sur".

"Tenemos que responder junto a otras ONG. De hecho, muchos de los ataques no han sido contra la ONU. Han sido contra ONG con las que necesitamos trabajar", ha señalado, antes de incidir en que "los trabajadores y organizaciones humanitarios son clave" para el país africano, pese a lo cual trabajan "en una de las peores condiciones en el mundo".

Haysom ha incidido además en que "es responsabilidad del Gobierno y las fuerzas de seguridad proteger a los ciudadanos de la violencia" y ha añadido que "la ONU hace todo lo que puede para ayudar a crear un ambiente más seguro". "Estamos reequilibrando a nuestros 'cascos azules' para adoptar una postura más robusta y proactiva para proteger a los civiles", ha argüido.

"Estamos haciendo todo lo posible para proteger a los trabajadores y suministros humanitarios y garantizar el acceso a esos servicios, incluida la reconstrucción de 3.500 kilómetros de carreteras. Este trabajo es vital para mejorar el comercio y el acceso a servicios básicos y permitir que las comunidades estén conectadas", ha remachado.

El país africano ha sido escenario de varios ataques contra trabajadores humanitarios, incluido el asesinato de un cooperante y un ataque contra un convoy humanitario a finales de mayo, incidentes condenados por el coordinador humanitario de Naciones Unidas en Sudán del Sur, Alain Noudéhou.

Contador