Publicado 29/09/2021 12:59CET

La ONU confirma que las conversaciones sobre la nueva Constitución en Siria se retomarán el 18 de octubre en Ginebra

Archivo - Soldados del Ejército sirio de camino al frente en Tel Tamir
Archivo - Soldados del Ejército sirio de camino al frente en Tel Tamir - CAROL GUZY / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Destaca el periodo de "calma relativa" y afirma que "ahora es el momento" de impulsar un proceso político

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, ha confirmado que las conversaciones sobre la nueva Constitución en Siria se retomarán el 18 de octubre, si bien ha lamentado que el organismo "aún no haya empezado a lograr progresos rápidos" en sus tareas.

El comité constitucional, compuesto por 150 miembros, se reunió por primera vez en la sede de la ONU en Ginebra a finales de octubre de 2019 y tiene como objetivo allanar el camino para la reforma política y la celebración de elecciones libres y justas bajo supervisión de la ONU en el país.

"Tras ocho meses de facilitaciones intensas con los copresidentes, me satisface anunciar que hay un acuerdo sobre la metodología y que se han enviado invitaciones para la sexta sesión del comité", ha dicho, antes de agregar que, "a la espera de la confirmación de la logística", la reunión tendrá lugar el 18 de octubre.

Así, ha detallado que el acuerdo sobre la metodología "se fundamenta en tres pilares", que son "el respeto a los términos de referencia y las normas fundamentales de procedimiento", "la entrega de textos sobre principios constitucionales básicos antes de las reuniones" y "encuentros regulares (con el propio Pedersen) antes y durante la próxima reunión".

"Los copresidentes se han comprometido también a fijar fechas provisionales para próximas reuniones y a discutir un plan de trabajo", ha señalado el enviado de la ONU, quien ha expresado su deseo de que el comité "empiece a trabajar con seriedad en el proceso de redactar, no sólo preparar, una reforma constitucional".

"Si hace eso, tendremos un proceso constitucional diferente y creíble. Necesitamos eso si vamos a generar una confianza", ha recalcado, al tiempo que ha indicado que las tres delegaciones participantes --Gobierno, oposición y sociedad civil-- "tienen importantes contribuciones que hacer en este sentido".

Gobierno, oposición y sociedad civil están representados por 50 miembros, entre los que hay kurdos, pero no hay ninguna representación de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) o la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), su principal componente. Dentro del comité, un grupo de 45 integrantes tiene como cometido redactar la nueva Constitución o de revisar la de 2012.

Por ello, Pedersen ha hecho hincapié en la necesidad de "un verdadero diálogo político intrasirio" y "un proceso genuino de reforma política en Siria". "Estoy convencido de que Ginebra puede ser el lugar donde los sirios comprometidos con una paz duradera puedan empezar a trabajar entre ellos de forma constructiva", ha reseñado.

"Déjenme recordar que la resolución 2254 (del Consejo de Seguridad de la ONU) animó a una participación significativa de las mujeres sirias en el proceso político. Sin ella, no habrá una solución completa en Siria", ha argüido.

"RELATIVA CALMA"

De esta forma, Pedersen ha destacado en sus declaraciones el periodo de "relativa calma" que vive el país de Oriente Próximo y ha afirmado que "ahora es el momento" de impulsar un proceso político que ponga fin a los combates.

"El pueblo sirio necesita desesperadamente un proceso político dirigido y controlado por Siria", ha defendido Pedersen ante el Consejo de Seguridad de la ONU, a la par que ha pedido un apoyo internacional sostenible para poner fin al conflicto que asola el país.

Según apuntó la semana pasada la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, la guerra de Siria se ha cobrado hasta ahora más de 350.000 víctimas mortales, entre ellas más de 27.000 niños, por un conflicto cuyo inicio se remonta ya a marzo de 2011, en plena Primavera Árabe.

La oficina realizó un exhaustivo análisis que, pese a ser "contundente" en términos estadísticos, es incompleto, según Pedersen. "Indica una cifra mínima verificable y sin duda subestima el dato real de fallecidos", reconoció Bachelet, quien también mencionó a las víctimas "sin testigos ni documentación" que las avale.

A este respecto, Pedersen ha añadido que hay en torno a doce millones de sirios desplazados y otras decenas de miles permanecen detenidos, secuestrados o en paradero desconocido, antes de apuntar que Siria está dividida en varias "zonas de facto, con jugadores internacionales empujándose en el teatro", con escaramuzas que salpican más de un año de relativa calma.

LÍNEAS DE FRENTE "CONGELADAS"

"Con las líneas del frente militares congeladas en gran medida durante 18 meses y las preocupaciones de los partidos con respecto al 'statu quo', ahora es el momento de impulsar un proceso político", ha remarcado Pedersen, quien se ha hecho eco de una resolución de la ONU que vincula el alto el fuego nacional con un proceso político paralelo.

Por otro lado, ha apuntado que los ataques en la ciudad de Idlib son "sostenidos" y van "en aumento" debido a los enfrentamientos protagonizados por grupos armados no estatales y militares del Ejército turco.

"Estoy seguro de que la situación sobre el terreno en Idlib y en otros lugares será un tema importante cuando los presidentes (de Rusia, Vladimir) Putin y (el presidente turco, Recep Tayyip) Erdogan se reúnan este miércoles, y sigo pidiendo a quienes tienen influencia que promuevan la calma", ha aseverado Pedersen.

Pese a esto, la ONU ha puesto en valor que hayan continuado los esfuerzos para la entrega de ayuda humanitaria por parte de Rusia y Estados Unidos desde Turquía.

"En otras partes de Siria, hay múltiples fuentes de preocupación", ha dicho, entre las que ha citado los enfrentamientos "entre grupos armados no estatales y el Ejército turco en las líneas de frente en el perímetro del noroeste de Siria y el norte de Alepo", así como el aumento de los ataques con drones por parte de Ankara y los bombardeos atribuidos a Israel.

Pedersen ha alertado además de que "múltiples grupos terroristas siguen operando en todas las zonas de Siria", entre ellos Estado Islámico. "Las acciones antiterroristas en línea con el Derecho Humanitario, llevadas a cabo de forma efectiva mientras se protege a los civiles y se salvaguarda la seguridad regional, es posible y necesaria. Requerirá de una mayor cooperación internacional entre los actores clave", ha apostillado.

Contador