Publicado 19/01/2021 09:29CET

La ONU critica la "incertidumbre" sobre las licencias a la ayuda tras la designación de los huthis como terroristas

Reparto de comida llevado a cabo por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas, en Yemen
Reparto de comida llevado a cabo por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas, en Yemen - MOHAMMED MOHAMMED / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Dice que esto "no aborda el problema principal" y pide a EEUU que dé marcha atrás

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha criticado la "incertidumbre" en torno a las posibles licencias a las agencias de ayuda humanitaria ante la entrada en vigor de la designación de los huthis como un grupo terrorista por parte de Estados Unidos y ha recalcado que estas exenciones "no abordan el problema principal".

El portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, ha reiterado el llamamiento del organismo a Washington para que "dé marcha atrás en su decisión" y ha alertado de que "se esperan alteraciones graves en la mayor operación mundial de ayuda humanitaria, en un momento en el que la hambruna empieza a asentarse en el país".

"Incluso si se dan licencias a las agencias de ayuda, eso no abordaría el problema principal, relacionado con las importaciones comerciales", ha dicho, antes de recordar que "cerca de toda la comida, medicinas, combustible y todo lo demás en Yemen es obtenido a través de importadores comerciales".

"La postura de larga data del Consejo de Seguridad de la ONU es que las importaciones comerciales en Yemen deben ser protegidos y deben seguir llegando a todos los puertos del país", ha manifestado Dujarric, quien ha destacado que además es necesario "revisar" las "potenciales consecuencias" sobre la misión que comprueba el estado del petrolero 'Safer'.

El Gobierno yemení reconocido por la comunidad internacional reclamó en 2020 la intervención del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar la situación del petrolero 'Safer', utilizado para almacenaje de crudo y tiene dentro casi 1,3 millones de barriles, debido al peligro de un vertido a causa de su mal estado y falta de conservación.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, desveló el 11 de enero su intención de designar a los huthis y a varios de sus altos cargos, entre ellos el líder del grupo, Abdulmalik al Huthi, como terroristas internacionales y recalcó que próximamente notificará al Congreso a tal efecto.

En respuesta, el presidente del Comité Revolucionario de los huthis, Mohammed Alí al Huthi, condenó la decisión a través de una serie de mensajes publicados en Twitter y dijo que el grupo "se reserva el derecho a responder", mientras que el Gobierno reconocido internacionalmente aplaudió el anuncio y abogó por "intensificar la presión política y legal" contra los rebeldes.

Por su parte, el coordinador humanitario de Naciones Unidas, Mark Lowcock, pidió el 14 de enero a las autoridades de Estados Unidos que reviertan esta designación y alertó de las "terribles" consecuencias humanitarias que puede acarrear dicha medida, algo que ya han hecho previamente varias organizaciones no gubernamentales.

El conflicto en Yemen ha sufrido un recrudecimiento durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan ayuda.