La ONU defiende la permanencia de Préval al frente del país ante las crecientes protestas en su contra

Actualizado 28/05/2010 15:43:03 CET
EP

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El enviado de la ONU para Haití, Edmond Mulet, defendió este jueves la permanencia en el poder de este país devastado por un terremoto el pasado mes de enero del presidente, René Préval, ante las crecientes protestas en su contra, la última de ellas registrada precisamente ayer en Puerto Príncipe y que nuevamente tuvo que ser reprimida por la Policía.

Según el responsable de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH), "se pueden llevar a cabo elecciones antes de finales de año" en el país, que quedó gravemente dañado a raíz del terremoto del pasado 12 de enero que dejó más de 200.000 muertos y 1,5 millones de desplazados, advirtiendo del caos que podría suponer para Haití la instauración ahora de un gobierno provisional.

"La comunidad (internacional) apoya firmemente el proceso electoral y no apoya la idea de un gobierno de transición", subrayó en rueda de prensa, según informa la Haiti Press Network (HTN). Según Mulet, "las alternativas (a Préval) son un gobierno caótico en el que todo el mundo pierde".

Entretanto, cientos de partidarios de la oposición se manifestaron nuevamente ayer en Puerto Príncipe para pedir la renuncia de Préval antes de que expire su mandato en febrero de 2011 y la vuelta al país del ex presidente Jean-Bertrand Aristide, derrocado en febrero de 2004 y que vive exiliado en Sudáfrica. Según HTN, algunos de ellos lanzaron piedras contra las fuerzas del orden, colocaron barricadas con neumáticos ardiendo y obligaron a las fuerzas de seguridad a intervenir lanzando gases lacrimógenos.

"Reclamamos la dimisión de René Préval, ya que sus actos son antidemocráticos", declaró el líder de la formación opositora ALAH, Reynold Georges. La manifestación fue dispersada a pocos metros del Palacio Presidencial, pero los manifestantes, decididos a llegar a su destino, se reagruparon nuevamente. Finalmente, la llegada de refuerzos consiguió dispersarles.