Publicado 14/10/2020 19:49CET

La ONU denuncia la muerte de dos niños presuntamente usados como escudos humanos por el Ejército de Birmania en Rajine

Birmania.- La ONU denuncia la muerte de dos niños presuntamente usados como escu
Birmania.- La ONU denuncia la muerte de dos niños presuntamente usados como escu - 2018 GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha denunciado este miércoles la muerte de dos niños presuntamente usados como escudos humanos por parte de las fuerzas de seguridad de Birmania durante un enfrentamiento con un grupo rebelde en la provincia de Rajine (oeste).

La misión de la ONU en el país para la supervisión de violaciones contra los niños ha indicado que dos niños murieron el 5 de octubre en Buthidaung tras quedar atrapados en un tiroteo entre el Ejército y el rebelde Ejército de Arakán (AA).

"Esto tuvo lugar después de que los niños, parte de un grupo de 15 agricultores locales, fueran presuntamente forzados a caminar frente a una unidad militar para garantizar que el camino hacia un campamento militar estaba libre de minas y proteger a los soldados de potenciales disparos enemigos", han detallado.

Así, ha manifestado que "en el camino estallaron enfrentamientos entre el Tatmadaw --nombre oficial del Ejército birmano-- y el AA, tras lo que los dos niños fueron hallados muertos con heridas de bala". "Nos entristece e impacta este incidente y trasladamos nuestras sinceras condolencias a los familiares de los niños", ha añadido.

La misión ha apuntado además su preocupación "por el hecho de que este supuesto incidente haya tenido lugar en el marco de los doce meses para la retirada del Tatmadaw de la lista de reclutamiento y uso de menores en el informe del secretario general de la ONU sobre Niños y Conflicto Armado".

En este sentido, ha puntualizado además que el incidente tuvo lugar en Buthidaung, "un epicentro del uso de niños por parte del Ejército para propósitos ajenos al combate desde mediados de 2019, según informes verificables".

"Pedimos una investigación total, transparente y rápida sobre el incidente y que todos los responsables del uso y muerte de niños rindan cuentas", han recalcado en su comunicado, en el que han reiterado que el incidente "recuerda que los niños son puestos en situación de riesgo de muerte o heridas cuando son asociados a fuerzas y grupos armados".

Por otra parte, ha mostrado su "profunda preocupación" por "el incremento alarmante de las informaciones sobre la muerte y heridas de niños en Birmania". "Más de cien niños murieron o resultaron mutilados en conflicto durante los primeros tres meses de 2020, lo que es más de la mitad de la cifra total de 2019 y una cifra significativamente más alta que la total para el año 2018", ha destacado.

"Mientras Birmania hace frente al repunte de la COVID-19, pedimos a todas las partes en conflicto que intensifiquen sus esfuerzos para garantizar que los niños son protegidos de todas las violaciones graves, que garantizan el acceso de ayuda humanitaria y ejercen la máxima contención en el uso de la fuerza cuando haya civiles presentes", ha remachado.

El Ejecutivo birmano declaró el 23 de marzo al AA y a su brazo político, la Liga Unida de Arakán (ULA), como un grupo terrorista. El AA estaba en un proceso de conversaciones para un alto el fuego bilateral, si bien los contactos se suspendieron en febrero.

Los combates entre el Ejército y el AA --un grupo separatista con base budista-- se han intensificado desde noviembre de 2018 en el estado de Rajine y han dejado más de 100.000 desplazados internos que han huido de la zona a causa del repunte de las hostilidades.

Contador