Publicado 25/03/2021 10:54CET

La ONU destinará casi 12 millones de euros a los campamentos de refugiados rohingyas en Bangladesh tras el incendio

24 March 2021, Bangladesh, Cox's Bazar: Rohingya children search belonging amid the charred remains after a massive fire broke out two days ago at Balukhali refugee camp in Cox's Bazar. Photo: Km Asad/ZUMA Wire/dpa
24 March 2021, Bangladesh, Cox's Bazar: Rohingya children search belonging amid the charred remains after a massive fire broke out two days ago at Balukhali refugee camp in Cox's Bazar. Photo: Km Asad/ZUMA Wire/dpa - Km Asad/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha anunciado el desembolso de 14 millones de dólares (más de 11,8 millones de euros) para paliar las necesidades de decenas de miles de refugiados rohingyas en Bangladesh, con vistas a dar refugio y asistencia de forma urgente a quienes han perdido sus precarias viviendas en el incendio que ha afectado esta semana al campo de Kutupalong, en Cox's Bazar.

El dinero sale del Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF), que permite a la ONU reaccionar de forma rápida ante necesidades como las de los rohingyas, después de que más de 45.000 personas se viesen afectadas por el incendio, que destruyó también instalaciones sanitarias y educativas.

El secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, ha señalado que el incendio, ocurrido el lunes, "ha desgarrado a una de las comunidades más vulnerables del mundo". En los campamentos de Bangladesh llegaron a acumularse casi un millón de personas después del éxodo rohingya de 2017, fruto de la represión emprendida por las Fuerzas Armadas birmanas.

"Los refugiados rohingyas necesitan nuestro apoyo más que nunca", ha dicho Lowcock, que teme las consecuencias de la pandemia de COVID-19 y de la llegada de la temporada de monzones. Según la Organización Internacional para las Migraciones, el fuego destruyó más de 10.000 estructuras y, según el comunicado publicado este jueves, murieron al menos 11 personas y otras 400 han desaparecido.

Los fondos del CERF permitirán volver a levantar parte de las estructuras y ayudar a los damnificados con servicios de agua y saneamiento, comida, atención mental y psicosocial y otras acciones de emergencia.

Contador