Publicado 13/11/2020 18:39CET

La ONU dice que Al Qaeda "supone una amenaza" al proceso de paz en Afganistán si los talibán no rompen con el grupo

Milicianos talibán en una imagen de archivo entregando sus armas al Ejército afgano
Milicianos talibán en una imagen de archivo entregando sus armas al Ejército afgano - MINISTERIO DE DEFENSA DE AFGANISTÁN - Archivo

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha alertado este viernes de que la organización terrorista Al Qaeda "supone una amenaza al proceso de paz" en Afganistán si los talibán no proceden a romper sus lazos con el grupo, tal y como contempla el histórico acuerdo de paz firmado el 29 de febrero por Estados Unidos y los insurgentes.

"En términos del desafío que representa Al Qaeda para el acuerdo de paz, éste se fundamenta en el hecho de que los talibán deben impedir que emane cualquier amenaza fuera de Afganistán, lo que incluye a Al Qaeda", ha señalado el coordinador del Equipo de Seguimiento de los talibán, Al Qaeda y Estado Islámico de Naciones Unidas, Edmund Fitton-Brown.

Así, ha manifestado en una entrevista concedida a la cadena de televisión afgana Tolo TV que "a menos que Al Qaeda sea controlado de alguna forma, por supuesto que representa una amenaza para el proceso de paz", antes de incidir en que los lazos entre los talibán y la organización terrorista "son muy profundos".

El propio Fitton-Brown señaló a finales de octubre que esta organización terrorista continúa estando "fuertemente integrada" con los talibán. "Los talibán estuvieron hablando de manera periódica y a un muy alto nivel con Al Qaeda y le reafirmaron que seguirían manteniendo sus vínculos históricos", dijo.

Según el informe más reciente de la ONU sobre la presencia de Al Qaeda en Afganistán, el grupo cuenta con entre 400 y 600 miembros en doce provincias de Afganistán, mientras que la rama Al Qaeda en el Subcontinente Indio (AQSI) continúa operando bajo la cobertura de los talibán.

En este sentido, Fitton-Brown ha hecho hincapié en que el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, mantiene lazos cercanos con la red de los talibán y la Red Haqqani --aliada de los insurgentes-- pese a las garantías del grupo fundado por el mulá Omar de que cortarían los lazos con la organización terrorista.

Mohamad Naim, uno de los portavoces de los talibán, aseguró la semana pasada que Al Qaeda "no tiene presencia en Afganistán" y manifestó que los insurgentes no permitirán que ningún grupo, incluido Al Qaeda, use el territorio afgano para ejecutar ataques contra otros países.

Sin embargo, los servicios de Inteligencia ha anunciado esta semana la muerte de Mohamad Hanif, alias 'Abdulá', miembro de AQSI, en una operación en Fará (sur) y resaltaron que "contaba con un lugar seguro y protección por parte de los talibán". Asimismo, dijeron que 'Abdulá' fue 'número dos' de AQSI "durante un periodo de tiempo".

En esta línea, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Afganistán, Yasín Zia, anunció la semana pasada la muerte de varios presuntos miembros de Al Qaeda en el sur del país y denunció que los talibán "aún mantienen una coordinación cercana" con la organización.

Así, dijo que los insurgentes "llevan a cabo operaciones con otras organizaciones terroristas, incluida Al Qaeda" y recordó que las fuerzas afganas mataron recientemente al jefe de medios de la organización terrorista Al Qaeda y, según varios expertos en terrorismo, segundo al mando del grupo, el egipcio Abú Muhsin al Masri.

Al Qaeda ha perdido fuerza y capacidad para atentar en Occidente en la última década pero se cree que su líder, el egipcio Ayman al Zawahiri, continúa escondido en territorio afgano junto con otros dirigentes del grupo terrorista, entre los que se encontraba Al Masri.

LA AMENAZA DE ESTADO ISLÁMICO

En otro orden de cosas, Fitton-Brown ha manifestado que el grupo yihadista Estado Islámico cuenta con cerca de 2.200 combatientes en el país asiático y ha añadido que está intentando reclutar a miembros de los talibán descontentos con las conversaciones de paz.

Así, ha recalcado que la rama de Estado Islámico Provincia de Jorasán (ISKP) "ha estado bajo mucha presión", si bien ha reconocido que el número de combatientes con el que cuenta "sigue siendo una cifra significativa".

"Son muy leales a la agenda internacional de Estado Islámico", ha recalcado. El Gobierno afgano insiste en que el grupo ha sido derrotado militarmente en el país, si bien los yihadistas han reclamado la autoría de varios ataques perpetrados en los últimos meses, incluidos los ejecutados contra la Universidad de Kabul y otro centro educativo en la capital, que dejaron más de 50 muertos.

En el caso del atentado en la Universidad de Kabul, el vicepresidente primero de Afganistán, Amrulá Salé, rechazó la reclamación de autoría de Estado Islámico y apuntó a los talibán como responsables, si bien el grupo armado se desvinculó del incidente.

Contador