Publicado 29/12/2020 09:21CET

La ONU entrega ayuda a cerca e 25.000 refugiados eritreos en dos campamentos en Tigray tras la ofensiva de Etiopía

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi
El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi - Angelos Tzortzinis/dpa - Archivo

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha confirmado la entrega de ayuda humanitaria a cerca de 25.000 refugiados eritreos que residen en dos campamentos situados en la región etíope de Tigray y que quedaron aislados desde mediados de octubre, antes de que el Ejército lanzada una ofensiva en la zona contra el Frente para la Liberación del Pueblo Tigray (TPLF).

"Familias, mujeres, hombres, niños, incluso recién nacidos, quedaron sin acceso a suministros y servicios esenciales durante muchas semanas, así que esta distribución se necesitaba con urgencia", ha dicho la representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Etiopía, Ann Encontre.

Así, ha detallado que un convoy de 18 camiones ha entregado, en coordinación con las autoridades federales etíopes, cerca de 250 toneladas métricas de una mezcla de maíz y soja, granos, legumbres y aceite vegetal a los socios humanitarios locales para su entrega a 13.000 eritreos en el campamento de Mai Ayni.

Por otra parte, cerca de 240 toneladas métricas de comida han sido repartidas en el campamento de refugiados de Adi Harush para apoyar a los 12.170 refugiados eritreos que residen allí, entregas realizadas por ACNUR, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Agencia de Etiopía para Asuntos de Refugiados y Retornados (ARRA).

ACNUR ha hecho hincapié en que alrededor de 96.000 refugiados eritreos registrados en cuatro campamentos en Tigray dependen de la ayuda alimentaria del PMA y ha agregado que las agencias de la ONU están trabajando para garantizar que se entrega ayuda suficiente a los otros campamentos.

Los repartos han llegado días después de que el Gobierno federal anunciara la composición de parte del nuevo gobierno en la región de Tigray tras el fin de la ofensiva contra el TPLF en respuesta a un ataque del grupo contra una base del Ejército en la capital regional, Mekelle.

La escalada bélica ha sido la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy Ahmed como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.

Contador