Publicado 10/12/2020 04:57CET

ONU.- Guterres insiste en que los Derechos Humanos deben ser "el centro" de la respuesta contra la pandemia

Un hombre camina junto a una tienda cerrada a causa de la pandemia de coronavirus en la capital de Senegal, Dakar
Un hombre camina junto a una tienda cerrada a causa de la pandemia de coronavirus en la capital de Senegal, Dakar - Sadak Souici/Le Pictorium Agency / DPA - Archivo

Llama a evitar que la corrupción "infecte" la recuperación tras la COVID-19 y luchar contra el "nacionalismo de la vacuna"

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha puesto de relieve este miércoles que los Derechos Humanos deben ser "el centro" y estar "al frente" de la respuesta y la recuperación de la pandemia provocada por la COVID-19 a nivel mundial para lograr un "futuro mejor".

En la víspera de la celebración del Día Mundial de los Derechos Humanos, Guterres ha asegurado que "necesitamos marcos universales basados en los derechos, como la cobertura sanitaria para todos, para vencer esta pandemia y protegernos para el futuro".

En este sentido, el máximo representante de la ONU ha señalado que la pandemia ha puesto de relieve dos verdades: las violaciones nos perjudican a todos y los Derechos Humanos son universales y protegen a todos, por lo que la respuesta a la crisis sanitaria debe basarse "en la solidaridad y la cooperación".

La pandemia, ha lamentado Guterres, "ha prosperado porque la pobreza, la desigualdad, la discriminación, la destrucción de nuestro medio ambiente natural y otros fallos en materia de Derechos Humanos han creado enormes fragilidades en nuestras sociedades".

Además, está sirviendo de contexto para socavar los Derechos Humanos con "respuestas de seguridad muy duras y medidas represivas que limitan el espacio cívico y la libertad de los medios de comunicación".

Guterres también ha resaltado que, frente a la COVID-19, "los enfoques divisorios y el nacionalismo no tienen sentido". El 10 de diciembre se conmemora la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Este documento proporciona "un marco esencial para que el mundo se recupere de la pandemia", han declarado más de 130 expertos independientes en Derechos Humanos de la ONU, tras hacerse eco del mensaje de Guterres.

LUCHAR CONTRA EL "NACIONALISMO DE LA VACUNA" EN ÁFRICA Y FINANCIAR COVAX

Guterres también ha advertido este miércoles contra el "nacionalismo de la vacuna", que se está extendiendo "a toda velocidad", el continente africano debe ser "apoyado eficazmente" para luchar contra la pandemia.

Por otra parte, ha recordado que la iniciativa internacional de vacunas la COVID-19 COVAX requiere 4.200 millones de dólares en los próximos dos meses para asegurar que "más temprano que tarde" se pueda empezar con la vacunación en África.

En la cuarta conferencia anual de la Unión Africana (UA) y Naciones Unidas, el máximo dirigente de la ONU ha destacado que la asociación con la UA "nunca ha sido más fuerte" y expresó su aliento por el apoyo presidencial de Níger, Túnez y Somalia, así como del Consejo de Seguridad.

Guterres, por último, ha reafirmado el compromiso del organismo internacional con "las operaciones de apoyo a la paz de la Unión Africana y su intención de elaborar un modelo de apoyo que aproveche las enseñanzas extraídas de las operaciones existentes de las Naciones Unidas y la Unión Africana en entornos de conflicto complejos".

EVITAR QUE LA CORRUPCIÓN "INFECTE" LA RECUPERACIÓN TRAS LA COVID-19

Con motivo de la celebración del Día Internacional contra la Corrupción, Guterres ha destacado que la corrupción ha prosperado en el contexto de la pandemia y que hay que evitar que llegue a aprovecharse del desarrollo de la vacuna contra el virus.

"Los gobiernos están gastando rápidamente para volver a encarrilar las economías, proporcionar apoyo de emergencia y adquirir suministros médicos. La supervisión puede ser más débil. Y el desarrollo de vacunas y tratamientos aumenta el riesgo de sobornos y ganancias", ha advertido.

La corrupción no sólo arrebata los recursos de las personas que los necesitan, sino que también socava la confianza en las instituciones, exacerba las desigualdades y obstaculiza la recuperación.

Ante esto, Guterres ha hecho un llamamiento para que se incluyan en reformas nacionales e internacionales medidas contra la corrupción para "fortalecer la buena gobernanza, hacer frente a las corrientes financieras ilícitas y los paraísos fiscales, y devolver los activos robados, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG)".