Publicado 09/12/2020 06:51CET

ONU.- Guterres llama a hacer "una inversión en la humanidad" y financiar el fondo de ayuda de emergencia de la ONU

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.
El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres. - XIE E / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha hecho este martes un llamamiento para financiar con cientos de millones de dólares el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF), que responde a las crisis en todo el mundo, ya que supone hacer "una inversión en la humanidad" por su acción humanitaria "basada en principios, coordinada, rápida y ágil".

Guterres se ha referido al CERF como "rápido" y "no burocrático", a lo que se suma que "a veces es la única fuente de fondos para una verdadera respuesta de emergencia, porque otros fondos pueden llegar demasiado tarde para ser efectivos".

El CERF es, por tanto, un "instrumento importante" para reunir a todo el sistema de Naciones Unidas y para intervenir en "crisis olvidadas que no atraen la financiación de donantes".

De hecho, Guterres ha hecho mención a su tiempo como alto comisionado para los refugiados de la ONU y cómo utilizó muchas veces el CERF para financiar acciones de emergencia para los refugiados de manera "rápida y a escala".

"En el caos de una emergencia humanitaria, eso marca una enorme diferencia", ha agregado el máximo representante de Naciones Unidas. En 2020, el CERF ha proporcionado una cifra récord de 225 millones de dólares (unos 185 millones de euros) a unas 20 crisis desatendidas y con financiación insuficiente.

Por esto, ha instado a los países a financiar el CERF, ya que supone "una inversión en la humanidad", especialmente con la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

El CERF ha proporcionado 820 millones de dólares (unos 676 millones de euros) en asistencia para salvar vidas a personas de 52 países en el contexto de la COVID-19, lo que supone "la cantidad más alta jamás asignada en un solo año, apropiadamente para este año de crisis sin precedentes - y un testimonio del compromiso de sus donantes", según Guterres.

Además, el CERF también respondió a los efectos secundarios de la pandemia, incluyendo 100 millones de dólares (82 millones de euros) a siete países de África y Oriente Próximo para apoyar a las personas en riesgo de padecer hambre, y un récord de 65 millones de dólares (53 millones de euros) para prevenir y responder a la violencia de género.

Guterres ha pedido compromiso a los países, ya que "si todos los estados miembros y asociados asignan un pequeño porcentaje de su financiación humanitaria a través del CERF, podremos alcanzar nuestro objetivo", fijado en 2016 por la Asamblea General en un presupuesto de 1.000 millones de dólares