Publicado 07/04/2021 08:09CET

La ONU insta a Sudán a "restablecer el orden" en Darfur Occidental tras la muerte de 56 personas en enfrentamientos

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El representante de la ONU en Sudán, Volker Perthes, ha instado a las fueras de seguridad de Sudán a prevenir "más violencia" y "restablecer el orden" en el estado de Darfur Occidental, donde los últimos enfrentamientos tribales han dejado 56 muertos.

Volker ha acogido "con satisfacción" la declaración de emergencia en el estado y ha alertado del incremento de las víctimas mortales y desplazados a raíz del "derramamiento de sangre" en el resurgimiento de la violencia desde que se firmó el Acuerdo de Paz de Yuba en octubre entre el Gobierno y una serie de grupos rebeldes y las fuerzas de paz de la ONU comenzaron a retirarse.

Los enfrentamientos intercomunitarios en la ciudad de Al Geneina han supuesto la expulsión de 108.000 personas ya desplazadas previamente de los campos de Krinding, ha alertado la ONU, que también ha cifrado en 58 los heridos a raíz de los últimos enfrentamientos.

"Hago un llamamiento a todas las partes para que dejen de luchar de inmediato y pido al Gobierno que garantice la seguridad y el acceso a las organizaciones humanitarias que brindan servicios a los afectados", ha agregado al respecto el enviado especial.

Asimismo, ha solicitado al Gobierno investigar y hacer rendir cuentas a los responsables de la violencia, antes de reiterar que la ONU "está comprometida a apoyar" a las autoridades en el "cumplimiento de su responsabilidad de proteger a los civiles y abordar las causas subyacentes de esta violencia continua".

En este contexto, Perthes también ha reclamado al Gobierno que garantice el acceso a las organizaciones humanitarias que brindan servicios a todos los afectados ya que debido a la violencia se ha suspendido la entrega de ayuda y se han cancelado vuelos humanitarios, lo que ha impedido prestar apoyo a 700.000 personas.

El Gobierno de Sudán ha decretado este martes el estado de emergencia en el estado de Darfur Occidental tras los últimos enfrentamientos intercomunitarios en la ciudad de Al Geneina, que han dejado al menos 50 muertos y 130 heridos, según una asociación de médicos local.

El ministro de Defensa del país, Yasín Ibrahim Yasín, ha anunciado la formación de un comité para abordar las violaciones del acuerdo de paz firmado en octubre de 2020 entre el Gobierno y una coalición de grupos armados.

Previamente, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) había indicado en un informe que los enfrentamientos han estado protagonizados por miembros de la comunidad masalit e integrantes de tribus árabes nómadas.

ESCENARIO DE ENFRENTAMIENTOS EN ENERO

La ciudad fue escenario en enero de unos enfrentamientos entre miembros de la comunidad mesalit y de tribus nómadas árabes que se saldaron con la muerte de cerca de 140 personas y cerca de 200 heridos. El estado de Darfur Sur fue escenario también de combates intercomunitarios en esas fechas que dejaron otros 200 muertos.

Los incidentes tuvieron lugar después de que el Gobierno y los grupos armados firmantes del histórico acuerdo de paz de octubre de 2020 acordaran desplegar una fuerza conjunta a raíz de la retirada de las tropas de la Operación Híbrida de la Unión Africana y Naciones Unidas en Darfur (UNAMID).

La región de Darfur ha sido escenario de un repunte de las tensiones intercomunitarias a pesar del citado acuerdo de paz, que intenta poner fin a los combates que estallaron en 2003, que han dejado al menos 300.000 muertos y más de 2,5 millones de desplazados.

El expresidente Omar Hasán al Bashir, así como otros altos cargos durante su mandatos, son buscados por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por supuestos crímenes de guerra y contra la Humanidad en el marco de este conflicto.

Contador